Vida cotidiana

Esta tarde he estado en la librería El Argonauta. Doy el nombre porque me apetece difundir su existencia.

Esta librería se dedica a vender libros sobre música. Y suple con ello una laguna tremenda en Madrid. Se que lleva años, pero yo no la conocía, la verdad.

Me ha encantado ir; tienen muchísimas cosas interesantes, para mí, digo, y no sólo en español, lo que es también una ventaja.

La música es uno de esos temas que voy ampliando en lecturas, pero hasta ahora no había encontrado un lugar específico donde comprar los libros. He comprado los lieder de Schumann publicados en dos tomos en Hiperión y la Vida de Schubert de Christopher.H. Gibbs, editada por la universidad de Cambridge.

He quedado con ellos en que mensualmente les haré un pedido de libros específicos; esto me gusta porque me los traen a casa, y me evita tener que ir. Lo hago también con mi Librería, – la Alberti- aunque mi librería es especialmente generosa para los envíos. Pero El Argonauta puede llegar a ser un lugar muy agradable también para mí.

He salido contenta. Después me he dado un pequeño paseo, me he tomado un chocolate cerca de Princesa, y me he venido.

Sobre libros decir que ando picoteando; he terminado un número de abril de la Revista de Occidente, que la verdad me ha aburrido un poco, y he leído un número antiguo de la Revista Álora, que me ha agradado; a pesar de la dispersión de poetas, hay algunos/as que merece la pena seguir.

Y mientras cenaba me he tomado una cerveza- yo que no suelo- para celebrar que hoy día doce ha hecho cinco años que llegué a mi Casa. Ha pasado el tiempo, los días uno a uno, pero cada uno de ellos doy gracias de haber encontrado este hogar, este refugio; esta Casa con mayúsculas con sus ventanales al sol.

Mañana tengo sarao; y el viernes también pero de otro estilo porque me temo mucho que el viernes vendré con una muela de menos del dentista. O sea que el sábado me leerán ustedes snifs y lloriqueos variopintos. Por otra parte ando con la Revista a vueltas; a ver si la apaño en dos o tres días…

En cuanto al sarao de mañana, que los dioses me tengan de su mano a la hora de no decir muchas tonterías; que cuando me pongo a decirlas parezco Charlot.

Buenas noches y buena suerte.

 

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Del vivir habitual. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Vida cotidiana

  1. catherine dijo:

    Sarao… Mañana, vispera del 14 de julio, habrá bailes en todos los pueblos de Francia.
    Buen baile con Los Diablos Azules.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.