Demanda.

Yo no sé ustedes pero yo voy a poner una demanda.

 

Voy a poner una demanda inmediatamente como no baje el calor de una santa vez, que esto es un matamiento. Voy a protestar, a interpelar a las autoridades, a patalear delante de las fuentes municipales- las de agua, digo, no el BOE-  y a quejarme mucho.

O controlan ustedes a Lorenzo  (nombre culto del Sol), o me enfado.

Pero me enfado de verdad, saco la lengua, digo tacos, me fumo un habano en un restaurante, llamo a los municipales, hago el ganso, tiro mi pañuelo al suelo ( y lo vuelvo a recoger), doy tres saltos a la pata coja con riesgo de escalabrarme y además me declaro en rebeldía constitucional acalorada y diletante.

Ustedes sabrán; pero a alguien tengo que echarle la culpa de los casi cuarenta grados que andamos sufriendo, digo yo.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Del vivir habitual. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Demanda.

  1. Elena Casero dijo:

    oiga, por favor, ponga usted también mi nombre en ello. ¿vale?

    Me gusta

  2. alenar dijo:

    Elena, apuntada quedas, amiga mía.

    Me gusta

  3. No es por fastidiar, pero creo que mañana más.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.