Sábado Raro.

Anda una rara. Y ustedes perdonen que sea tan confusa y lo explique mal. Pero es que no tengo otra definición para el asunto. Y entonces prefiero escribirlo tal cual.

Así que eso, que anda una rara, anda con dolor de cabeza, con exceso de calor, con cierta sensación de mareo, vaya usted a saber de qué, y todo eso hace que sin ganas de mucho, vaya por dios, que venía una muy arrebatada y ya ven, hale hop.

Así que digo yo mismamente, como ando rara y la Revista casi está, pero no saldrá hasta mañana porque anda una rara y le iban a salir raros los últimos retoques, pues les voy a contar a mis sufridos lectores que hace unos días estuve comprando libros en mi librería, que me traje montón de libricos que ya les contaré a ustedes y que dejé otros tantos encargados, y que en cuantico suba la Revista me dedicaré a mi novela, aunque esté en Madrid. Este mes no me piro a las serranías hasta finales, hasta el 26 o así, y antes de irme quiero ir al sanaoídos, así todo junto, a que me eche un vistazo, así que ya les iré informando. De todo, de novela, de libros y de oídos.

Y también de esta vaguería de hoy sábado, que al final me parece que me voy a mimir y mañana que salga el sol por Antequera. Bueno, y antes de irme no me resisto: Ha ganado el Madrid y ha empatado el santo. O sea que los malos de la película somos líderes.

Cachis en la mar…

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Del vivir habitual. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Sábado Raro.

  1. Esto es como lo de la Armada Invencible, luchar contra los elementos es imposible. Así que nada a mejorarse y a escribir o lo que se tercie

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.