lecturas que dignifican

Esta tarde he estado en la sede de Afanias en Torrelaguna. Me invitaron hace días y acepte. Me pidieron que llevara mis cuentos. No se como contar el enorme cariño de un publico tan agradecido. El silencio y el respeto con que escucharon mi cuento del sombrero, que hice como si fuera una escena de teatro, dejando solo lo que les iba a llegar, y el interés y silencio con que escucharon y oyeron el Cuento para Una Tarde de Lluvia y el de La hora que Tienen los Pajaros. Cuando acabe, mire sus ojos: tenian tanta luz que me dio verguenza mis manias quejicas. Me hice con algunos de ellos una foto, porque no quiero olvidar a mis amigos.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Del vivir habitual. Guarda el enlace permanente.