Llegada a Madrid y a las Islas.

Ya saben ustedes que estoy en Madrid, así que, carape, no se yo a qué vengo ahora a escribir este articulillo para decir eso de oigan que ya he vuelto volviendo…

Pues bueno, pero el caso es que qué quieren, la costumbre. Por aquello de darlo oficialidad, que se dice.

Y bueno, repito, la semanilla bien, entretenida, más liada que de costumbre-ya leyeron mi estancia en Afanias-, con más vida de esa que llaman social, alguna caña que otra, algún aperitivo que otro, el resultado es que he escrito menos, por así decir ha habido más dispersión, porque una cuando va a la sierra más bien va a escribir y a encontrar otras cosas, pero el caso es que pensaba yo el otro día que eso era al principio; el hecho de ir conociendo gente te lleva a otras cosas, y en el caso de esta semana la verdad es que me alegra.

Y me alegra porque puede que continúe con cosillas que se pueden hacer, gente por conocer, ya les iré contando.

La cosa tremenda de la blackberridos ha ido medio bien, aún no la domino del todo, pero me ha facilitado enormemente muchas cosas. Seguiremos probando, claro, ya saben que lo de tocar botones es una cosa que me chifla, aunque de vez en cuando le doy donde no debo y puede pasar de todo.

La salud ha estado decentita, y sobre libros ya medio comenté por redes, así que no insisto en ello. Añadir que he pasado cuatro o seis páginas más de mi Chico, así que no todo ha sido dispersión.

Bienvenidos sean ahora ya con el texto “justificado”…

Y ahora, para acabar –que estaban ustedes pensando que se acababa la cosa y no- una noticia:

Están leyendo ustedes a una autora que por primera vez en su vida a finales de octubre va a cobrar Derechos de Autor por un libro suyo.

Supongo que si tuviera la humorada de leerme algún “grande” diría que vaya una cosa. Pues igual, pero para mí, después de tanta vida, tantas cosas, tanto “escribir es una idiotez” escuchado por ahí, o “no se para qué pierdes en eso el tiempo en vez de hacer algo útil”, es muy importante, aunque sea un cobro casi simbólico, para mí es como si Alena hubiera llegado a las islas de las que hablaba en mi primer libro. Y estoy muy contenta y lo quiero decir aquí, caramba.

 

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Del vivir habitual. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Llegada a Madrid y a las Islas.

  1. Enhorabuena por todo… incluso por los derechos de autor :)

    Me gusta

  2. Consuelo dijo:

    Así que ya eres oficialmente autora, y tienes derechos, y cobras por ello. FELICIDADES.

    Me gusta

  3. francisco gomez dijo:

    Me alegro y te felicito y ya sabes,al Sant Jordi con Amando
    Saludos Paco

    Me gusta

  4. catherine dijo:

    Cuando te vayas al Sant Jordi dimelo.
    Felicidades, autora.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.