Motivo de Reflexión.

Bueno, me los supongo a todos ustedes muy peripuestos reflexionando.

Tan serios, vamos. O sea, que mañana a la hora de bajar al perro dirán ustedes eso de “que lo baje el niño, que yo, reflexiono”. O a la hora de comprar el periódico; “ni hablar, que estoy reflexionando”…

Jesús, qué problemón…

Yo, que no reflexiono casi nunca, salvo cuando tengo que pensar si salgo a las nueve de la noche de los viernes o sábados por mi barrio, porque con el consentimiento del concejal de urbanismo del distrito, que es del PP, hay un bar latino abierto de modo ilegal justo en mi calle, adonde llegan todas las bandas de niñatos de mierda, sin perdón, dispuestos a enfrentarse entre sí, con sus acompañantes niñas de catorce, dispuestas a dejarse tocar el culo y lo que haga falta, entre otras cosas a no dejar pasar a nadie por la calle, volcar las papeleras, trapichear con droga, cruzarse delante de los coches, inundar de grafitis las paredes de la farmacia, porque son muy machotes, empujar a las señoras que no pueden defenderse, y reírse mucho, porque son muy graciosos, vomitar en la acera y mearse en ella, tocar los timbres de las puertas y otros etcéteras muy divertidos que, supongo, al concejal de urbanismo- del PP- le parecen estupendos porque él lleva guardaespaldas, digo, yo, no necesito reflexionar a quién voy a votar. Pero me encantaría que Esperanza Aguirre se diera una vuelta por mi calle, en sábado a las nueve y media de la noche, sin escolta y de incógnito.

A ver si le gusta el Madrid en que está viviendo la gente.

Que no todo el mundo vive en la calle Serrano.

 

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Dando el Espectáculo. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Motivo de Reflexión.

  1. Consuelo García dijo:

    Pues no te digo nada si a las 9’30 de la noche sales de trabajar de Orcasitas, Ahí es ná

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.