Susana Benet y los Haikus.

Ayer por la tarde se habló de haikus en la Librería Rafael Alberti. Se habló de esto porque presentó su libro Huellas de Escarabajo, Susana Benet. Y su libro es una colección de haikus.

La presentó Andrés Trapiello, editor, y después ella nos leyó parte de sus poemas.

Los haikus son hoy un género que practica todo el mundo y que –sin perdón- suele hacerlo fatal. A mi modo de ver le pasa lo que al micro-relato; que todo escritor dice conocer y te cuela un relato breve con el titulito de marras.

Ayer se habló de la teoría oficial del haiku, por así llamarla, de sus ramificaciones, y de algo que a mí me pareció muy interesante, como es la necesidad de dejar de imitar haikus, y hacerlos desde nuestra propia forma de ser, desde nuestra cultura propia. Es decir, que – como se apuntó- por ponerse un quimono, uno no es japonés.

También hubo una charla a propósito de un tema muy interesante, como es la caligrafía y disposición del haiku. Es decir, estos poemas, que son –o deben ser- una visualización en sí mismos de lo que se dice, necesitan por su esencia una tipografía también visual, un espaciado distinto, por ejemplo, para dejar “respirar”, se dijo, al lector entre uno y otro y también para no hacerlos perder su grafismo.

Los haikus de Susana Benet, que edita Comares, a mí me parecieron un modelo de sensibilidad y belleza, de elegancia y sobriedad. El libro cuenta además con una portada exquisita; contó su editor que procede de un grabado japonés de su propiedad, y que no había usado nunca para ediciones, pero que vio en ésta la ocasión propicia para hacerlo. Añadió que al grabado le había “añadido” la luna, que aparece; como presidiendo tanta belleza, añado yo.

No deben dejar de leer este libro, es muy breve pero su influencia en nosotros permanece, como lo hacen los haikus.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Susana Benet y los Haikus.

  1. Pilar dijo:

    Sí, es un libro que voy a comprar. Es interesante cuando dices que “”los haikus hay que hacerlos desde nuestra propia forma de ser”” … sí, hay que partir desde nosotros mismos y así dejar la imagen más exacta de lo que queremos decir. Como ya dije, me interesan mucho los haikus, creo que ese interés aumenta a medida que más leo de este género. Creo que habrás disfrutado mucho con esta presentación.

    Me gusta

  2. Nunca he escrito un haiku. ¿He de sentirme rara avis? No, no es que los desprecie o no me gusten o cosas así. Al contrario, me parecen tan delicados, tan complejos, tan esenciales que soy de la opinión que hay que tener una sensibilidad de muy altos vuelos para decantar tanto un poema que acabe siendo esa piedra preciosa. Que el editor sea Andrés Trapiello es una garantía más, pues es sabido de todos su exquisita sensibilidad y lo próximo que está a estas miniaturas en muchos de sus poemas.
    Gracias por esta reseña. Otro libro a la lista.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.