Volviendo a los Lieder de Schumman.

Llevo desde ayer a mediodía en Madrid, y ando aún aterrizando; siempre después de un viaje, por corto que sea, me sucede.

Venía de la sierra con la sensación aún del libro que ayer les decía de García Montero, pero al llegar aquí he retomado el que tenía apenas empezado, el tomo dos de los lieder de Schumann, recogidos, traducidos y anotados por Fernando Pérez Cárceles. Y quisiera añadir antes de seguir un aviso para navegantes encantados de conocerse a sí mismos pero que a quien no conocen es a mí; si quieren reírse un ratito de alguien, darse bombo a sí mismos, o demostrar cuánto saben de algo, tengan la bondad de mirarse al espejo y no hacerlo en este blog. Y digo en concreto para señalizar: me importa un bledo cómo aprendiera alemán Fernando Pérez; también me trae al fresco a quien le debe o deja de deberle lo que sabe; lo que me importa es que su segundo tomo es tan delicioso, interesante, ameno y riguroso como el primero, y además sus opiniones son una delicia.

Dicho esto, el libro se disfruta tanto como el primero, ando ahora leyendo los poemas correspondientes al Opus 79, “álbum de canciones para la juventud”, álbum que le regaló a su hija María el uno de septiembre de 1848, y que en su diario apunta que son “miniaturas infantiles”. En 1849 están completas las 43 piezas que lo componen al final. Nos dice Fernando Pérez que son piezas de poetas escogidos, para que se puedan tocar por niños, yendo de la extrema sencillez y aumentando progresivamente la complicación, según expresa el mismo compositor. Y añado yo que son una delicia. También aquí se comprueba como el músico añade palabras propias a los poemas, quita frases, o repite estrofas; es decir, que se convierte no solo en compositor de la música del poema sino en un nuevo recreador del mismo. Una pequeña joya, el de Overbeck “la canción de mayo”, por ejemplo, que a mí me parece una canción de albada.

Seguiré contándoles…

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos, música. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Volviendo a los Lieder de Schumman.

  1. Exquisita reflexión.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.