Declinaciones y Vargas Llosa.

Vargas Llosa ha declinado lo del Cervantes; me temo que se han quedado sin argumentos los que decían que aceptaría para chupar del bote.

De paso nos hemos quedado sin un verdadero intelectual al frente del Instituto.

Mucho me temo que, además de que le resultara incómodo el asunto para su labor creativa, han pesado otro tipo de razones: hiciera lo que hiciera iba a estar en el disparadero. Es un triste país éste, en el que en el momento que uno acepta un cargo en cultura salen los adversarios políticos diciendo que el susodicho/a es un miserable.

Ni les cuento si además es un centro que busca la difusión del idioma.

Creo que a estas alturas no tengo que andar explicando mi forma de pensar sobre idiomas como el Euskera, el catalán, o el gallego. Y me pregunto porqué carajo no puedo defender de la misma manera el castellano.

El castellano es mi lengua materna; y la quiero mucho, miren ustedes. Tanto como los catalanes la suya, que leo, respeto, valoro y disfruto también, por ejemplo.

Ahora bien, siglos de centralismo político y décadas de represión lingüística nos han llevado a la paradoja de que defender el castellano se tache de ser nacionalista/españolista.

Hay que ser lelos. Y digo que hay que ser lelos porque en los tiempos que corren no estamos precisamente en momentos de opresión de nada en España, a nivel lingüístico. Salvo en el caso contrario al que nos ocupa, dicho sea de paso. Y hay que ser lelos porque es de lelos identificar hoy lo que sucedía en tiempos del generalito.

El caso es que Llosa ha declinado y ahora el gobierno andará declinando posibilidades. Y eso sí que es para echarse a temblar. Para una buena idea que tienen les dicen que no. Andará la cohorte de plumíferos esperando la llamada…

Si, estoy pensando en quienes ustedes estarán pensando…

Que Trafalgar nos pille bajo cubierto.

 

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Dando el Espectáculo, Literarismos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Declinaciones y Vargas Llosa.

  1. No, please, por lo menos otro…
    Por lo demás nuevamente de acuerdo. Al final voy a estar de acuerdo con que España es muy, pero que muy triste….

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.