Cierta Confusión.

Mientras llamo al dentista para ir ahora a las cinco y media me empiezan a entrar correos- tuve el móvil apagado- a pares.

Después de concertar la cita los leo por encima.

Hay días que casi todo se hace por encima  y es mejor no explicar porqué.

Sensación de lejanía.

El martes me voy a la sierra sí o sí. Creo…

El lunes voy a una presentación en la Librería Rafael Alberti. El viernes- éste viernes- igual me paso por libros Dodó. Ando acabando la novela. Ando leyendo Nocturno, de James Attlee, que es divertida y que me aleja de almas torturadas-para eso ya estoy yo con la muela-. Me duele una muela que imagino me tendrán que quitar. Gallardón decide que las niñas embarazadas que no se hablen con sus padres tendrán que consultarles si abortan y arriesgarse  a la bofetada. Los diarios en su sección de cultura hablan de Paloma San Basilio, un socio del Barça denuncia el pisotón de Pepe que vio por la tele. Tomo nota para hacer lo mismo solo que al revés.

Hay días que no se si soy yo o es que a la gente le gusta marear.

 

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Dando el Espectáculo. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Cierta Confusión.

  1. No lo dudes, marear es un ejercicio muy habitual.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.