Silencio.

Ya van ustedes a disculpar. Digo, que casi no esté por aquí.

 Miren, no tengo ganas. No me encuentro bien, estoy de médicos, me duele la cabeza y aunque todo anda encarrilado yo no ando con muchas ganas de contar las cosas.

Estaré aquí hasta el martes, ese día me marcho a la sierra; como aun quedan unos días espero ir a mejor. Sigo escribiendo además y me parece que estoy a puntico de acabar la novela antes de que acabe ella conmigo, y me encuentro mas a gusto en silencio escribiendo  mis cosas que con el ruido de la Red.

Ayer el Madrid jugó muy bien aunque le eliminaran, pero al menos no hizo el ridículo. He leído lo de Camps y no tengo nada que decir de que la justicia esté en manos de los fascistas. También he leído que la infanta de lo suyo se va a ir de rositas. Cada vez me cansa más la estulticia.

Una vez comentado lo que anda en boca de todos decir que Attlee me está divirtiendo mucho, al menos es un libro en el que no me cuentan las torturas del personaje y sus traumas que ya está una hasta los mismos. Es original, divertida y entrañable. Y cuenta, agárrense, la historia de la luz de la luna …

 

 

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Del vivir habitual. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Silencio.

  1. Lily dijo:

    Haces bien en administrar tus fuerzas

    Me gusta

  2. Maria Rosa dijo:

    Seguro que puedes con ello, Alena, aire de la sierra, relax y meditación y como nueva. Animo.

    Me gusta

  3. Mita dijo:

    ¿La historia de la luz de la luna? Qué guay…
    El poder disfrutar del silencio es un regalo,no te quepa duda.
    Besazos

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.