Erpenbeck y el objetivismo. ( “Una Casa en Brandenburgo” )

Una Casa en Brandenburgo es una novelita que no está mal, de tema original pero a la que le falta vuelo. Erpenbeck cuenta la historia de una casa a través de sus sucesivos propietarios.

El asunto a mi modo de ver, da para bastante más que lo que leemos. La autora, que ha recibido críticas muy favorables, entre ellas del diario Der Spiegel, tiene una prosa bastante monótona, reiterativa, estilo informe; de hecho imita en varias ocasiones esta forma de escritura, y una, o sea yo, parece estar leyendo una constatación de sucesos más que una novela. Tiene un lenguaje absolutamente alejado de lo que narra, frío y distante, objetivo, sí, pero poco proclive a que el lector se interese realmente en la historia. Es cierto que durante años –bastantes y bastante lejanos- circuló en Europa el cuento de la novela “objetiva”; a propósito de lo cual se escribieron panfletos infumables y sobre todo ilegibles particularmente desde territorio francés, pero volver ahora con estas ideas del yo constato y usted se lo traga, me parece un poco anacrónico, aparte de aburrido.

Le salva que, a pesar de su estilo narrativo, el tema da para mucho y el lector, se lee la novela pensando que igual encuentra algo más.

No está mal, digo, la novela, se puede leer, pero se queda en correcta.  Por cierto que a la lectura ayuda un titulo muy sugerente; el original en alemán da idea de lo que quiso expresar la autora y hubiera tirado de espaldas a más de uno. El original es “Heimsuchung”: “Aflicción, tribulación, azote o plaga”…

 

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Erpenbeck y el objetivismo. ( “Una Casa en Brandenburgo” )

  1. catherine dijo:

    Ay con el Nouveau Roman: sin heroe, sin intriga ( ¿se dice así o se dice trama?), descripción, sólo descripción fría.
    Ya no es de moda en Francia.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.