Años Lentos. Fernando Aramburu.

Este domingo he dedicado el tiempo al vagueo más desconsiderado; eso quiere decir que, desde que me desperté a eso de las diez no he hecho nada “útil”, salvo poner una lavadora.

Me he dedicado por tanto a leer, a ver algo de tele, concretamente vi ganar al Atlético de Madrid, a subir un articulillo sobre una exposición en Suiza, que me llevó poquito tiempo, y a visitar a mi familia.

Pero en todo eso, quería comentar que estoy empezando la lectura de Años Lentos, de Fernando Aramburu,  y que me está gustando muchísimo; tanto la forma de novelar, absolutamente original y que, modestamente, me reafirma en que una novela no tiene porqué ser “tradicional”, lo cual es un consuelo, dicho sea de paso…como en la historia que cuenta; cuenta la vida de un alguien en el País Vasco, pero no lo cuenta de forma manida, sino en un lenguaje muy curioso; haciendo entrar al narrador, con los “informes” sobre la propia escritura, y tomando el pelo al lector; que, dicho sea de paso también, a mí me chifla. Gracias hijo…por entender que el lector puede estar-como yo- interesadísimo/a en esa complicidad, y por decir en un momento dado eso de “que le den morcilla”; porque una muchas veces también lo piensa así, y es bastante confortador que un escritor “de verdad”- para entendernos- me esté diciendo que yo también puedo decirlo sin que suene a blasfemia.

Me da que en algún momento me puedo despistar en esta novela si no estoy atenta, pero me da igual; me interesa y mucho. Y no le mando la mía-la novela, digo- porque me causa tiritona.

Qué crónica más rara me ha salido…Lean el libro.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Años Lentos. Fernando Aramburu.

Los comentarios están cerrados.