A la Calle que ya es hora.

Hoy en nota de prensa, no sé si para evitar preguntas o más bien por desprecio a la ciudadanía, el gobierno de España nos anuncia un recorte de diez mil millones en Educación-Cultura-  y Sanidad.

Empezando porque una medida de tal calado exigiría en cualquier sociedad democrática la comparecencia del Presidente del Gobierno a fin de explicar pormenorizadamente en qué partidas se va a recortar- por ejemplo se podría recortar en no inaugurar hospitales que no están acabados, como sucedió el año pasado en Madrid- , hablamos de cifras lo suficientemente graves como para pensar que los recortes van a acabar de un plumazo con la sanidad y la educación para todos.

 

El señor Presidente del Gobierno dijo “Se trata de mantener unos servicios. De mantener en Sanidad la asistencia sanitaria universal, gratuita y de calidad. Yo creo que se puede ser más eficiente no afectando a derechos.” [El País, 16 noviembre, 2011].” “Lo dije y lo vuelvo a reiterar: lo que anunció Cameron era que no habría recortes en Sanidad y Educación, con lo que yo estoy de acuerdo”.

 

“. Pero para señalar una diferencia, usted sí que se ha comprometido a que no va a hacer lo que no lleva en su programa electoral.

 

R. Yo no voy a hacer lo que no lleve en mi programa electoral.

 

P. No va a introducir el copago en Sanidad.

 

R. No voy a introducir el copago en Sanidad.

 

P. Y no va a subir los impuestos.

 

R. Yo no voy a subir los impuestos, no.”  [Ídem].

 

 

 

Bien. Una vez recordadas las augurales palabras del señor Rajoy, a los ciudadanos –a mí al menos, me gustaría que me lo explique, en el Congreso y admitiendo preguntas; porque verán, lo de la nota de prensa me suena a El Parte de las Nueve. ¿Se acuerdan?…Pero no estamos en los años sesenta, las dictaduras y la lucecita del Pardo están en el Valle de Los Caídos-por cierto con flores; esas que no tienen los muertos en las cunetas-.  Y si se trata de resucitar modos y formas de la dictadura igual también va a haber que ir pensando en resucitar lo de A la Calle, que ya es hora.

Supongo que también se acuerdan.

 

 

Dicho esto; y hablando sobre todo del tema de educación y cultura, será cuestión de resucitar un término que entonces también estaba de moda: ante lo Oficial, Marginales todos.

 

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Dando el Espectáculo. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a A la Calle que ya es hora.

  1. La mentira tiene un precio. Es verdad que todo esto suena a lo de siempre: yo gobierno y tu obedeces porque soy superior a ti y yo sé cuál son los destinos que tiene cumplir nuestra patria, pero ya no estamos en los sesenta…, digo yo.

    Me gusta

  2. Explorando Lilliput dijo:

    Puf

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.