Recogerse.

Este sábado va a transcurrir con calma, interiorismo, tranquilidad y pocas apariciones por aquí.

Verán, tengo un oído fastidiado, no es que sea mucho, pero es molesto, ayer tenía algo de fiebre, poquito, y bajé ya el ritmo de cosas a hacer. Y hoy voy a hacer aún menos. Terminaré de leer la biografía de Dickens- seguramente mañana les contaré algo más de este libro- escucharé música, veré el partido del Real Madrid, y espero no cabrearme mucho cuando perdamos, quiero decir, si el Madrid no se decide a jugar como siempre y va a Barcelona como va siempre: como pidiendo permiso. Y poco más.

Ya saben que a veces lo que una necesita es estar calladita.

Y eso sucede hoy.

Tengan buen sábado.

Les dejo una canción agradable.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Del vivir habitual. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Recogerse.

  1. Mita dijo:

    Pues que usted lo disfrute! :)
    Ya avisarás cuando se publique tu novela.
    Besos

    Me gusta

  2. alenar dijo:

    Mita; no sé si se publicará la novela, está en manos del editor, tiene que leerla, y darme su valoración. No depende de mí sino de su criterio; como es lógico, además. Probablemente no sabré nada hasta después del verano, estas cosas llevan su tiempo. Pero ocurra lo que sea, me alegra desde ya haberla escrito; no pensaba que fuera capaz de atreverme con este género. Ha sido una experiencia muy interesante. Claro que me gustaría publicarla, pero si no fuera así-que también puede ocurrir- no se hundiría ningún barco;)…

    Me gusta

  3. Pues llegando la mañana del domingo, he de decir que me alegro haberme equivocado, como tú, sobre el pronóstico del partido. Al fin, como cuando se ganó la última Copa del Rey, el Madrid jugó contra el Barça con sus propias bazas, y manejó los útiles a los que está acostumbrado y no esas cosas extrañas y repletas de miedo, con las que el entrenador solía pertrecharsé contra los blaugranas.
    No conviene cantar el alirón antes de tiempo, pero parece que la cosa ya sí que va muy bien. Esperemos, no obstante.
    Que el silencio te haya repuesto.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.