Poesía cercana. Adam Zagajewski.

Tengo que hablarles a ustedes de lo de ayer, pero ya me dejarán que sea esta noche, que todavía no tengo las fotos.

Así que hasta que las tenga, les mantengo en la intriga. ( Salió muy requetebién).

Y digo yo, bueno, pues mientras tanto les cuento que he terminado un libro de un escritor de apellido imposible, concretamente un poemario, pero verán, cuando se lee en español no se lee como poemario, porque está traducido  y lo que nos resulta es un conjunto de prosas.

Me explico, el autor es Adam Zagajewski y el libro, Mano Invisible. Les cuento, este escritor nació en Lvov, hoy Ucrania, antes Polonia, en 1945. Es un muy buen narrador, por ejemplo su libro Dos Ciudades, es extraordinario.

Bien, este libro incide en motivos biográficos del autor, es un pasar y recordar ciudades, personas, paisajes y sucesos. Con la idea de que el lenguaje sirve a lo que cuenta. De modo que es directo, sencillo, sin adornos, y sin pretender más.

 

La visión de su infancia, la transposición de paisajes físicos a paisajes del alma, el recuerdo “por analogía” de personas que ya no están- digo por analogía porque escribe sobre personas que murieron durante la II Guerra Mundial y él sólo ha oído hablar de ellas- la descripción de la ciudad- dice por ejemplo: “ una papelería, el olor de la infancia[ —] de los árboles caían castañas, claras y brillantes./ tras la ventana, en la hierba, en un jardín microscópico,/ corrían estorninos indiscretos”, todo esto nos acerca un mundo que en parte ya no existe pero que gracias al escritor sentimos vivo.

 

Me ha parecido un muy buen libro, emotivo a veces en el buen sentido de la palabra, y lleno de ternura.

 

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos. Guarda el enlace permanente.