La Comida de Mamá…

Algunas veces tengo cierta sensación de que estamos amariconando a los críos con tal cantidad de consejos pedagógicos, estudios de comportamiento, puestas en común, y otras cosas por el estilo. Y no me mal entiendan aposta.

Verán, la cosa viene por una noticia que he leído de que en Catalunya por el tema de la crisis, los chavales se llevan la comida preparada de casa, en vez de comer en el comedor del colegio que es más caro.

Y me tengo que reír, qué quieren. Se han preocupado mucho ahora los “alimentólogos”, porque los nenes se van a comer la comida fría o por si lo que les pone mamá no es tan sano como el kétchup del cole.

Es decir, que comerse una tortilla de patatas en bocata, y un plátano, pongo por caso, es insalubre; naturalmente; hay que recalentarlo, y la cáscara del plátano también.

Me van a perdonar, pero quien no se ha comido el bocata de albondiguillas sin recalentar a las once de la mañana en el recreo, no sabe lo que se pierde.

Aquí, lo único que preocupa es el dinero que pierde el colegio sin poder servir las comidas.

Y los críos que no se preocupen de comisiones; que sigan pidiéndole a la madre la tartera.

 

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Del vivir habitual. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a La Comida de Mamá…

  1. Mita dijo:

    No me lo puedo creer, cuánta pamplina! Aquí los niños llevan unas tarteritas con un pan, normalmente de muchos cereales y queso, etc…; otra tarterita con trozos de pimientos o zanahorias , algo verde. Una botella de agua y otra de zumo. Y los estudiantes de la uni,normalmente también, porque los días son muy largos, el horario no es continuado, etc, etc…
    ¿Y la novela?
    Besos

    Me gusta

  2. alenar dijo:

    Por eso digo. Y yo he llevado al cole el bocata de toda la vida, y hasta zumo de frutas, y no se ha creado una comisión para ver si estaba traumatizada…
    Pues poco rica que estaba la tortillita de champiñones, o el bocata de jamón serrano y queso….
    La novela en manos de mi editor. Hasta el otoño no habrá noticias. Ya os diré, tanto si se publica como si no.
    Besis.

    Me gusta

  3. Pilar dijo:

    ¿Y las meriendas de pan con chocolate …?

    Me gusta

  4. alenar dijo:

    Pilar, hoy nos dirían que no eran “sanas” y que merendáramos alimentos “ecológicos”…con lo que perderíamos todo el disfrute del chocolate mezclado con el pan en la boca, y sobre todo el alimentarnos.
    Somos tan modernos que convertimos a los críos en robot del naturismo y olé.

    Me gusta

  5. alenar dijo:

    Añado que, dentro de unos días vamos a hablar de los “maravillosos campamentos de verano” creados para que los padres se vayan de vacaciones sin que los niños les molesten.

    Me gusta

  6. Mita dijo:

    Todos los días no se puede tomar chocolate!! Y de casa hay que salir bien desayunados
    A mí me parece que los niños estarán deseando soltar a los plastas de los padres…
    Es una opinión, eh?!!

    Me gusta

  7. En estos aquises se dice que cuando el burro no tiene nada que hacer, mata moscas con el rabo. ¿No será que además de lo dicho, ocurre que los papás y mamás de los nenes, no saben cocinar esa deliciosa tortilla, o albóndigas, o… , y su tartera se llenaría de fiambre, bollería industrial y semejantes?

    Me gusta

  8. catherine dijo:

    Me doy cuenta ahora que era una madre malísima: mi hija se llevaba la tartera con ensalada de atún, arroz y verdura al instituto. Cuando estaba en la uni, igual, pero no me siento responsable, estaba lejos de casa, en París.
    El pan con chocolate de toda la vida…¡ñam!

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.