Escritores para tiempos Revueltos. Montaigne, Stefan Zweig.

Ando leyendo a Stefan Zweig, que hoy en día es un autor que se han ocupado bastante de que olvidemos.

Si no fuera por la editorial Acantilado, que ha vuelto a editar casi toda su obra.

A Zweig le sucede lo que a Lajos Zilahy, que en los años cincuenta fue uno de los autores más leídos en España y hoy, son ambos casi ilustres desconocidos.

Me supongo que de Zweig no agrada que escribiera de temas que un día se consideraron importantes, como la ética o la honestidad.

Fue un buen escritor de biografías, en la línea del acercamiento a la humanidad del biografiado, pero no le dejó la vida demasiado tiempo; se suicidó en 1942, en Brasil, exiliado por la II Guerra Mundial, y aturdido por un mundo que se estaba descomponiendo entre sus aturdidos ojos.

Zweig es uno de estos escritores que hoy consideramos “anacrónicos”. Y del que cuando nos hablan, como no nos suena decimos eso de “ah, sí uno de cuando la guerra”. Nos sentimos justificados para esbozar una sonrisita displicente, le perdonamos la vida- él no se la perdonó a sí mismo- y  a otra cosa.

Leo su biografía sobre Montaigne, otro que tal, a quien ni se lee ni importa, claro está, y si no hubiera sido por Jorge Edwards y su libro hubiera permanecido en el limbo.

Montaigne fue otro inquieto de pensamiento y otro harto de su tiempo. En la época que escribe Zweig no se conocían algunos datos de su vida familiar que consiguió hacerle la vida imposible y Zweig es algo injusto en este asunto, pero lo interesante es la valoración que hace de Montaigne y su tiempo, asimilándolo al suyo- el de Zweig- y los acontecimientos vergonzantes de la IIGM.

Es buena lectura, pienso, porque nuevamente, como si vivir fuera un retorno cíclico de épocas, vivimos a mi juicio tiempos de vergüenza y sonrojo. Si en época de Montaigne eran las guerras entre católicos y protestantes, las matanzas y la santa inquisición, y en la de Zweig los hornos crematorios, la nuestra es la época de los palestinos y el muro, los gitanos expulsados en Italia,  el dinero como valor único, y sobre todo el desprecio absoluto por la individualidad del ser humano.

Luego desciendo al realismo más prosaico: no interesó que se conociera a Montaigne, no interesó que se conociera a Zweig, no interesa que se conozca nuestra época.

 

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Clásicos y Modernos, Literarismos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Escritores para tiempos Revueltos. Montaigne, Stefan Zweig.

  1. catherine dijo:

    había visto Carta de una desconocida en el teatro, un monologo que era casi una lectura del texto de Zweig. Y compré un libro suyo, no sé cuál, que me espera en un rincón.Y no sabía que había escrito esta biografía de Montaigne.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.