El Centro de Investigación de Mujeres de la Universidad de Barcelona (Duoda) amenazado sin subvenciones.

Traigo a mi blog un caso-otro más- de injusticia y de desprecio por la cultura en nuestro país. Me gustaría que a través de este blog se difundiera en otros ámbitos, porque es un nuevo ninguneo hacia temas sociales y culturales que, además me afecta como mujer y como persona que cree en el valor del sentido libre de la diferencia  sexual.

Quiero explicar el caso del Centro de Investigación de Mujeres de la Universidad de Barcelona y del parque científico de Barcelona. Primero les copio la información sobre el centro y después les explico.

 

 

“Duoda es un Centro de Investigación de Mujeres de la Universidad de Barcelona y del Parque Científico de Barcelona. Fue fundado por un grupo de estudiantes, profesoras y recién licenciadas en Historia.

 Nació del deseo de un pequeño grupo de historiadoras feministas del último tercio del siglo XX de ser universitarias de otra manera. Fue fundado en 1982 con el nombre de “Centro de Investigación Histórica de la Mujer” y, desde entonces, ha ido cambiando con la realidad que cambia.

 

En 1991 tomó el nombre de Duoda, la condesa de Barcelona del siglo IX que escribió un precioso libro titulado Liber manualis -o sea, un libro para tener a mano- para que sus hijos, Guillem y Bernat, que le habían sido arrebatados por su padre, no la olvidaran y se educaran según sus deseos.

 

Hoy es un centro de investigación interdisciplinar internacionalmente reconocido por su investigación, su docencia y por sus publicaciones, y cuya política es la práctica de la relación sin fin -la relación no instrumental- orientada por el sentido libre de la diferencia sexual.”

 

Bien, según informa el Centro “Con motivo del proceso rápido de privatización de la cultura que se está dando en nuestra sociedad en los últimos meses  Es un proceso que implica que el máster de Duoda (en Estudios de la Diferencia Sexual ,online y semipresencial) es muy probable que no obtenga para el próximo curso 2012-2013 ninguna subvención pública, lo cual pone en riesgo su supervivencia y continuidad.”

 

Es decir, que les cortan las subvenciones. Es más fácil cortar esas subvenciones que hacerlo a la iglesia. Lo que además es preocupante es que los primeros cierres de subvenciones sean precisamente para asociaciones y organismos feministas, relacionados con la libertad sexual, o que impulsen la libertad de pensamiento y expresión.

Si quieren y pueden, intenten difundirlo.

 

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Denuncia. Guarda el enlace permanente.