La Biografía de Knut Hamsun por Ingar Sletten.

Ayer noche-madrugada porque terminé a las cuatro y media- acabé de leer la biografía de Hamsun que ha escrito Ingar Sletten.

Hamsun es un caso curioso en la literatura europea del siglo pasado. Un autor reconocido a nivel mundial, con cifras espectaculares de ventas y muy querido, no sólo en Noruega, sino en Europa.

Y también fue una persona que apoyó con escritos y activamente a los nazis, la invasión de Noruega por éstos y que escribió una necrológica de Hitler absolutamente panegírica.

Dicho esto así, una se pregunta por las contradicciones del personaje.

Sletten no ha escrito una biografía al uso.

Es decir, ha reflejado la vida de Hamsun, con hechos, con datos y con aportes documentales, sin apenas juzgar.

Ahora bien, ha reflejado exactamente las contradicciones del personaje y ha dejado claro algo que muchas veces se olvida; la procedencia de Hamsun y la edad ( más de ochenta años) que este tenía cuando el nazismo llega al poder.

No le justifica ni muchísimo menos; ni Sletten ni yo, pero sí relata una historia que desgraciadamente fue muy habitual en la época: la de quienes hartos de un sistema democrático corrupto, miserable y viciado creyeron en “salvadores”.

Hamsun fue llevado a juicio, que por lo que se nos narra fue una componenda para no meter en la cárcel a un autor a punto de morir y que había sido poco menos que un héroe para Noruega durante años porque gracias a él Noruega tuvo peso cultural en Europa.

Relata sus inicios, sus desventajas sociales y culturales, su poco menos que analfabetismo- fue a la escuela 252 días en total- , su vagabundeo, su carácter atrabiliario, tan pronto encantador como autoritario, etc. Y nos habla de sus libros- para mí en este caso de modo equivocado porque más o menos narra los argumentos y para eso ya está el lector que quiera leerlos-…su progresivo ascenso, su caída y tanto sus traiciones como sus fidelidades.

El libro no es ni de fácil lectura- Sletten parece obviar todo el contexto literario y social de Noruega, centrándose en el personaje- ni es “ameno”; Sletten no quiere serlo, quiere narrar a su autor. Esto lo consigue perfectamente.

Ahora bien, el libro sin ser fácil, ni ameno, es interesantísimo para quienes no quieran seguir hablando y escribiendo “de oídas” sobre este complejo personaje llamado Knut Hamsun.

 

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos. Guarda el enlace permanente.