Domingo musical.

Compartirles un domingo en el que, a pesar de que la actualidad se ha colado por la puerta y en ella he estado, ha sido de modo sinceramente tangencial.

Es cierto que he compartido datos e informaciones preocupantes, intentando distinguir-no siempre de modo sencillo- lo sincero de lo manipulado o meramente intoxicador- un consejo si me lo aceptan: lean y miren dos veces lo que les dicen en redes porque a veces el mensaje persigue justo algo en lo que caemos si leemos deprisa: manipular, y ahora los sentimientos se dejan llevar más de la cuenta- decía que siendo eso verdad, he procurado que mi domingo fuera el inicio del descanso de otras tareas.

Empecé por la mañana con el amigo Bach, que me acompañó por cierto en la comida; así me evité el Parte de TVE. Después de comer sucedió que me eché una buena siesta que duró hasta las cinco; entonces me puse con la biografía de Leo Castelli, escrita por Annie Cohen-Solal, que es un tocho de 500 páginas y que es muy interesante. Castelli procede de una familia curiosa; una mezcolanza de razas y nacionalidades, y la biógrafa aprovecha para contar la vida cultural de centro Europa, Austria-Hungría, Italia, Rumanía, a primeros de siglo ( XX), de modo interesantísimo.

Y por la tarde noche resulta que en RNE Clásica transmitían el concierto La Muerte y La Doncella de Schubert, en la versión orquestada de Mahler. Y naturalmente he disfrutado una barbaridad de dos de mis autores fetiches.

En esas ando. Intentando que sigan teniendo presencia las cosas que me son necesarias.

Buenas noches a pesar de la Dictadura.

 

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Del vivir habitual. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Domingo musical.

  1. Inteligencia la tuya: entresacar el grano de la paja.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.