Feisborrico.

Face Book, más conocido entre sus usuarios como feisborrico, tiene la buenísima costumbre de no interesarse en absoluto por sus usuarios.

Así que les coloca anuncios infumables si no se tiene la precaución de blindar el muro, les sugiere páginas-pagadas- que fomentan la anorexia y la bulimia, y similares cosas.

Pero además decide por el usuario cómo va a tener éste su página; de modo que lleva días amenazando con un diseño absolutamente espantoso, en el que parece que los diseñadores hubieran aprobado para serlo un concurso de caos, a cual más estúpido; no contento con anunciarlo, ahora decide que el día 24 de agosto lo pondrá en marcha le guste o no al usuario. Debe ser que éstos también funcionan tipo decreto ley. Eso sí, la nueva biografía se distingue porque el usuario que en ella entre no conseguirá encontrar nada que busque con rapidez. También se distingue por parecerse extraordinariamente a una lista de la compra, o a un registro de actos sin hilazón entre sí. Y en los últimos días, tipo Guantánamo ha decidido –sin decirlo, claro- que si usted no le da al click para dicha biografía, no le actualiza la página.

Naturalmente que cuando uno entra en un grupo de redes acepta su formato; lo que no es decente es que también haya que aceptar los delirios de un diseñador idiota.

Por supuesto olvídese usted de protestar; no existen. No hay persona física, solo un “servicio de ayuda” programada con la misma mentalidad: que usted se calle.

Pero merecería que hubiera una protesta colectiva.

Firma aquí.

 

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Dando el Espectáculo, Denuncia. Guarda el enlace permanente.