Luis ( en memoria).

Ya sé, me lo cuentan, que la Hiedra de Casa casi no existe. Bueno, tampoco existe ya el palomar, ni el corral como era antes, y me temo que el ciruelo lo cortaron.

Ya sé que ya no sacáis hamacas al Patio de la Parra, y que no está abierto el bar de Pachín, al menos el que yo conocí, con Pachín dentro. La última vez que fui había un tipo que me miró de arriba abajo con cierta desconfianza. También había cambiado el café; ahora era malísimo.

Ya sé que no anidan pájaros en la madreselva, y que no puedes enfadarte y llamar a la abuelita Virginia si alguien quiere cazarlos en el patio.

Ya sé que a la hora de la siesta ya no está la puerta de vuestra casa abierta, ni tú tomando café, ni tu madre en la cocina.

Ya sé que ahora es decente acostarse a las diez, y no a las tres, después de los bailes en la plaza, haciendo la conga a tu lado y cantando “los pajaritos”; ya sé que ahora no hay coca cola para mí a la una de la noche.

Ya sé que el camino que lleva a los cipreses está más solitario, y siempre llueve al norte de la Tristeza, y se han roto todas las cadenas de todas las bicicletas sin posible arreglo.

Ya sé que nadie me volverá a mojar los pies con tu regadera, ni matará las mariposas porque me dan miedo, ni me regalará un malboro de extranjis.

Pero, aunque lo sé, aunque todo eso es cierto, sé que tú estás ahora ya para siempre allí, entre la madreselva, con aquellos ojos azules de mirar limpio y con tu sonrisa.

Por eso quiero pedirte una cosa; te he pedido tantas que una más seguro que también me haces el favor.

Luis: espérame junto a la Hiedra. El día que yo llegue necesitaré de tu sonrisa para no tener miedo.

 

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Con Voz Propia. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Luis ( en memoria).

  1. Mita dijo:

    Es muy hermoso el texto…Ahora tendrás que ir tú junto a la hiedra y sonreír para que él no tenga miedo.
    Muchos besitos

    Me gusta

  2. francisco gomez dijo:

    Apreciada Alena
    En primer lugar aunque no haya muchos comentarios yo se que estais muchos aquí en este blog que conduces ejemplarmente y leyendo lo atrasado compruebo que dices verdades como templos sobre Asange (violador) y Gordillo (marxista).Hoy nos deleitas con este texto tan hermoso.Quisiera pediros a todos que sopesarais la idea de volver a J.C. regularmente ahora que el ambiente se ha aclarado y se han impuesto unas reglas más o menos claras.No hace falta que contestéis y si molesta esta petición pido excusas por anticipado y os sigo animando a que sigáis en esta casa que tan bien cuida Alena pero es algo que añoro y deseo vuestra vuelta y por ese motivo lo expreso.
    Un abrazo para todos vosotros (que grupo más formidable) a los que sinceramente respeto y valoro mucho

    Me gusta

  3. alenar dijo:

    Paco, por ser quien eres apruebo el comentario. Aclaro que no es el lugar este articulo. Porque lo de hoy no era un escrito más. Era y es un recuerdo a alguien que me bien quiso cuando poca gente me bien quería, porque era dificil hacerlo.
    Rogaría a los posibles comentaristas que en este escrito se ciñan excusivamente al escrito. Claro que se agradecen tus palabras pero aquí no son del todo oportunas.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.