Editoriales y ducha.

Un día tranquilo, salida a correos; me envían libros algunas editoriales, para su posible reseña en Alenarte; editoriales decentes debería decir, porque normalmente lo que hacen es avisarte de que sale un libro, y si lo quieres que lo compres.

Naturalmente la mayor parte de las veces lo doy por olvidado; una no está por arruinarse. Lo de siempre; lo de destinar libros a difundirlos solo lo hacen con los periódicos importantes. Como yo no lo soy, me debo gastar el dinero, o poner su anuncio sin saber de qué va el librito.

Qué se le va a hacer…

Pero hay gente normal en este tipo de historias, y mucho más en las editoriales pequeñas; muchísimo más en la realidad, porque si a ellas les cuesta salir adelante también entienden que los directores/as de Revistas culturales estamos en el mismo caso o aún peor; muchos trabajamos gratis et amore.

Claro que eso se mira desde el techo y de arriba abajo por las grandes editoriales: mientras les reseñe el Crítico de… [Sí, de donde ustedes andan pensando] el resto vamos servidos con el poster promocional.

De cualquier forma, como ya me lo sé, no pretendo cambiar algo que no va a cambiar nunca.

Pero día tranquilo, decía, después no he salido, he estado leyendo correos, viendo alguna cosa interesante por red, y preparando a última hora una salida inesperada porque mañana me voy a hacer compra casera y propia de maruja; una banqueta adaptada para mi ducha nueva.

¡Qué cosas hacemos las directoras de revista!, ¿verdad?…voy a perder importancia importante contando estos asuntos; y en vez de “estimada compañera y colega”, los editores, libreros, directores de galerías y otras gentes de mal vivir- como yo- cuando me escriban para anunciarme un evento, me pondrán: “Hola, ¿te estás duchando?”…

Bueno, al fin y al cabo, se me ocurre, si no me consideran lo suficiente como para enviar los libros para su reseña, tampoco tomarán a mal que cuente estas cosas sin importancia importante…

 

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Del vivir habitual, Literarismos. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Editoriales y ducha.

  1. Si es que hasta las directoras de revistas culturales se duchan. Limpias que son.
    Bueno, en serio, que es verdad lo que cuentas, que hay mucho personal con mucha superficie facial y además construida de un material muy duro.

    Me gusta

  2. Mita dijo:

    Un día tranquilo, también…subiendo materiales y bibliografías a las redes de la Uni.

    Besos

    Me gusta

  3. Me ha gustado mucho esta entrada sobre temas importantes, ya lo creo que sí.

    Besico

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.