Barceló y las biografías: Michael Damiano.

Les aviso que tengo fiebre porque inopinadamente el catarro ha ido a más. Eso quiere decir que les pido excusas porque esta crítica igual es algo confusa y demasido poco diplomática, pero quería hacerla ya que luego igual no la hago.

Acabo de terminar de Michael Damiano, Porque la vida no basta, una biografía sobre Miquel Barceló.

Voy a ser breve; yo no sé, no sabía hasta ahora quién era Damiano, quiero decir como crítico de arte. A través del libro lo que se ve es que es amigo de Barceló. Vaya por delante que para mí Barceló es Uno de los Tres en mi digamos santuario profano personal del siglo XX, junto a Miró y a Tapies.

Pero la obra de Damiano me ha parecido simplemente entretenida, informativa sí, pero superficial, amena por su llaneza pero desde luego sin mucha idea de estética o de arte. Ya sé que soy bruta, quiero decir que Damiano nos cuenta la vida, el proceso creativo del artista porque ha estado con él viéndolo y además ha hecho muchas entrevistas y Barceló le ha contado muchas cosas, y él va y lo traslada; sin embargo yo echo de menos el acercamiento a Barceló como artista; es decir, aunque sea ameno el anecdotario, a mí lo que me interesa es la interpretación del creador. Me estoy explicando mal-la fiebre- pero me entienden.

El libro entretiene, pero tiene una la sensación de que Barceló no ha encontrado a su biógrafo.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Arte, Literarismos. Guarda el enlace permanente.