Un circo llamado España.

Una no se atreve a veces a hablar de algunas cosas de “entretenimiento” cuando lee ciertas cifras que avalan la miseria de España.

La cifra de parados en nuestro país es una bofetada. Sinceramente. Y más con las facilidades a los bancos para que sigan enriqueciéndose. Vía desahucios, por ejemplo.

Saben todos lo que opino de este gobierno, pero independientemente de lo que yo opine, me parece que las cifras no le avalan precisamente.

Quería decirlo antes de escribir sobre lo que el ministro Wert califica de entretenimiento.

Ayer Javier Marías rechazó el Premio Nacional de Literatura. Lo hizo parece ser que porque quiere ser coherente con su postura de no aceptar premios oficiales, porque estos “se politizan”.

A mí, hasta ahí me parece coherente y correcto.

Pero hasta ahí. Lo que me parece oportunismo y marketing es dar una rueda de prensa para explicarlo.

Hasta para explicarse hay que ser digno. Quiero decir, que si ya se sabe la postura de Marías, lo lógico es que rechazara el premio y santas pascuas. ¿a qué viene entonces el numerito?…

Me temo mucho que a dar más publicidad y bomborindom al autor. A Marías le pierde lo de estar en “el candelabro”. Hubiera bastado una nota facilitada a la prensa.

Pero..la tentación era muy grande: “ ved lo honrado que soy”, y media hora hablando de lo honrado que es.

La honestidad, la honradez, no se proclama; se lleva.

En fin…es otra historia más para el circo.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Dando el Espectáculo. Guarda el enlace permanente.