Xíngú de Edith Wharton. Joya en cien páginas.

Buscaba ayer por la noche leer algo que me permitiera pasar un rato agradable, entretenido y a ser posible que me enganchara. Verán, con el gripazo que tengo y la fiebre que sube o baja según ratos no quería leer libros de esos que terminas harta o de lo malísimos que son todos, o de las digresiones profundísimas que, en mi estado, me dejan en una especie de perplejidad absorta diciendo eso de “tendrá razón pero no me entero de nada”.

Y encontré un libro así; muy divertido, irónico, sugerente, con un buen humor inglés que refresca, con una capacidad para reírse del mundo literario provinciano que me encanta, y con la sensación al acabar de que todo ha sido dicho con una media sonrisa de complicidad hacia el lector que se agradece una barbaridad.

Xingú, de Edith Wharton, editado por Contraseña Editorial,  es un extraordinario relato breve; no llega a novela por la extensión, pero en apenas sesenta y tantas páginas levanta una sociedad provinciana a través de un club local de lectura que muestra toda la parafernalia e hipocresía que estos sitios pueden llegar a tener. Resulta que a la ciudad del club de lectoras va a llegar una escritora famosa y la invitan a hablar de su obra. No les voy a contar cómo se desarrolla el asunto, pero de antemano les digo que sería muy aconsejable que muchos centros de lectura leyeran este libro…

Tiene algo más, aparte de ser una delicia, porque es pura delicia, el libro; tiene unos dibujos de Sara Morante que parecen de época. Es decir, que no son dibujos de hoy traspasados a la época sino que parecen haber sido hechos entonces, cuando se escribió la novela, y que dan ganas de aplaudir de pie. Si a eso le añaden la traducción de Pepa Linares, que parecería ser inglesa por la forma maravillosa de trasladar-recrear el “tono” del relato, comprenderán que les diga que este libro es una de las grandes fiestas del lenguaje este año.

Pasé hora y media leyéndolo; y casi casi se me olvidó la fiebre.

 

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Xíngú de Edith Wharton. Joya en cien páginas.

  1. Pepa Linares dijo:

    Gracias, Alena, por tu interés. Hoy soy yo la que sufro los síntomas que, a estas alturas, espero que tú hayas superado. Me alegro de que la ironía de la Wharton y sus frases inteligentes te hayan servido de medicina para el cuerpo y el alma. Seguiré tu blog.
    Un abrazo
    Pepa Linares

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.