En Madrid no se hace nada…

Hace unos años corría un dicho popular por los madriles que decía que en Madrid, por la tarde, o dabas una conferencia o te la daban. La cosa por tanto viene de antiguo, pero últimamente casi se antoja desmesura. Viene esto a cuento de que si en esta semana no he recibido diez invitaciones distintas a diferentes actos, es que han sido catorce.

Todas interesantes, la verdad, libros, antologías, conferencias, exposiciones, teatro alternativo, lo que ustedes gusten.

La cosa es que una no puede ir a todo y además hay días que no está para nada.

Abre su correo o su faceborrico y se entera de que hoy mismo a las siete y media Luis García Montero presenta su libro en la librería Rafael Alberti, donde mañana Jorge Fernández Díaz conversa con Soledad Gallego, también a las siete y media sobre el libro de ésta última, las mujeres más solas del mundo.

Se entera de que hoy a las nueve hay sesión de poesía en el  BUKOWSKI CLUB, que mañana a las ocho y media en El dinosaurio todavía estaba allí, hay una sesión llamada Cadillacs y dinosaurios, con Víctor Sierra, El Cable Azul y el violín de Manu Míguez; que el viernes presenta Mariano Zurdo en la librería Tres Rosas Amarillas, a las ocho de la tarde su libro Resquicios, y que el sábado en Libros Dodó, desde las ocho se celebra La Noche en Blanco y Negro

Ya me dirán…

Y no he citado más que alguna de las cosas que se pueden hacer; ir a la Juan March, al Museo de Artes Decorativas, o al Teatro Español, por decir algo.

Una cierra el faceborrico y se pregunta por la facultad de desdoblarse…o de dar ella la conferencia.

 

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Dando el Espectáculo. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a En Madrid no se hace nada…

  1. Tienes razón con el título. Que haya tanto es igual a que no haya nada. Y no sólo está la cuestión de asistir o no a la presentación, sino de leer los libros y cuándo, quiero decir, en qué vida exactamente. De las exposiciones, conciertos, etcétera, mejor no digo nada.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.