“La música como discurso sonoro”. Lección de Harnoncourt.

Ayer acabé de leer La música como discurso sonoro, de Nicolaus Harnoncourt.

Este es un libro que hace su tercera reaparición desde que se publicó por primera vez en 1982. Lo edita Acantilado.

Recoge los artículos que el autor ha ido escribiendo sobre música a lo largo del tiempo y está dividido en tres partes: Aspectos fundamentales de la música y de la interpretación, Instrumentario y discurso sonoro, y Música Barroca Europea-Mozart.

 

Con estos bloques, el autor escribe un verdadero y magistral recorrido no sólo por la música sino por sus diferentes formas de comprenderla e interpretarla y sus ideas al respecto. Y con ese motivo explica nociones fundamentales para un aficionado a la música, como la notación, la articulación, la medida del tiempo, el sistema tonal, la historia de los instrumentos, como el violín, la viola de gamba, la historia europea musical, abarcando principalmente la música barroca y el clasicismo.

Nos habla de Bach, de Vivaldi, de Monteverdi, de los cambios musicales a partir de 1600, entre otras muchas cosas.

Pero no es un libro espeso, ni aburrido, ni pesado de leer. Es cierto que es un libro para aficionados a la música y es verdad que en algún capítulo hay que prestar la atención debida por los términos usados, pero Harnoncourt es un muy buen maestro; enseña en estos escritos cosas que a alguien que se acerque con interés y sin saber en exceso le van a servir para comprender mucho mejor una obra musical.

Además es una lectura para volver a ella, porque a través de esos escritos se pueden interrelacionar  hechos históricos con el arte de la música, y entender mucho mejor ambas cosas.

A quien le guste este arte, va a disfrutar enormemente del libro, como yo lo he hecho.

 

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos, música. Guarda el enlace permanente.