El suicidio no es una broma.

No suelo comentar este tipo de noticias; no me gusta nada añadir carnaza a temas que usan los medios para aumentar sus lecturas.

Pero esta vez incumplo la norma porque es indicio de algo que me hace daño casi personalmente si me pongo en el lugar del otro, cosa que casi nunca hace nadie: ponerse en el lugar del otro.

Ayer se suicidó una recepcionista de hospital en Inglaterra porque la usaron.

La usaron para gastar una broma.

La usaron unos imbéciles que dicen que son periodistas.

Bien. Ahora saldrán no se cuantas explicaciones. Y nos venderán la moto de que no se quiso hacer daño. Y que igual tenía esa cosa a la que todos recurren cuando eluden su responsabilidad en lo que hacen: “problemas afectivos”. Y dirán que ellos “no querían”.

Me importa un carajo.

Tenemos un periodismo infecto. Un periodismo que por tener más publicidad de los anunciantes y más ventas y más espectadores vende a su madre con una carcajada. Y si la madre se suicida se la despacha con “tenía problemas mentales”.

Estoy hasta los mismísimos huevos de este tipo de periodismo; zafio, bravucón, grosero, manipulador, maleducado, de baja estofa, mezquino, ralo, ramplón y sobre todo asquerosamente servil.

El dueño de la emisora dice hoy que no “hicieron nada ilegal”.

Váyase usted a la mierda, caballero.

Así de claro.

 

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Denuncia. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a El suicidio no es una broma.

  1. Lily dijo:

    Para mí, ese tipo de “noticias”, hace ya mucho tiempo que han dejado de ser periodismo… Son no sé qué otra cosa …pero no periodismo.

    Me gusta

  2. Pedro Carrasco dijo:

    Un síntoma más de la degeneración brutal que estamos viviendo en todos los sentidos.

    Me gusta

  3. Pilar Moreno Wallace dijo:

    Completamente de acuerdo!

    Me gusta

  4. De acuerdo en todo.
    Y respecto del director de la emisora que afirma que no hicieron nada ilegal, no lo tengo yo tan claro. ¿No hay una figura delictiva que se llama algo así como suplantación de identidad?

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.