Lecturas de la sierra: Naipaul, Isabel Cienfuegos, Raúl Brasca y Muñoz Molina.

Estos días pasados en la sierra he leído cuatro libros, Momentos literarios de Naipaul, Mañana los amores serán rocas, de Isabel Cienfuegos, Las gemas del falsario de Raúl Brasca y El atrevimiento de mirar, de Muñoz Molina.

 

Les traslado la opinión que cada uno de ellos me merece.

 

El libro de Naipaul es una colección de artículos y ensayos biográficos sobre su propia escritura. Algo repetitivo, porque al estar alejados en el tiempo los ensayos, Naipaul regresa a cosas que ya había contado. Es interesante su visión de la literatura como “lugar de extrañeza”; el autor parece ser un exiliado de sí mismo, es decir, para entendernos: Naipaul nació en Trinidad, un lugar colonizado, sin historia conocida propia, y eso marca su forma de escribir.

Personalmente yo me he sentido muy lejana de lo que cuenta, la verdad. Da tanta importancia al localismo que al reiterarlo lo hace cansino. Me explico; es como si en todo lo que relata estuviera poniendo por delante que como él no tiene “tradición” ni historia eso le cuesta mucho trabajo, y a mí termina por parecerme que lo que pasa es que es bastante localista sin más garambainas de excusas.

No está mal, a ratos tiene interés, se lee bien, pero se me hace pelín plasta con la cosa del hay que ver qué pena.

 

Isabel Cienfuegos ha escrito un excelente libro de relatos. Con dominio del tempo narrativo, con un estilo propio y no impostado, y con una enorme capacidad de contar sugiriendo. Vaya eso por delante.

En su libro, la autora describe mundos entre líneas de una narración aparentemente objetiva. Y lo hace con un estilo directo y, en apariencia, sencillo, pero que denota la labor de un orfebre.

Hay un entramado entre lo que se nos cuenta y lo que sucede, que exige al lector una atención constante, un regresar a lo leído, porque en muchos de sus relatos el núcleo está en lo que se deja entrever o en lo que no se dice.

Por ejemplo, ¿Quiénes son las “ratas”, en el relato que lleva este titulo?; o en el que titula el libro, la visión dual de lo que sucede, ¿qué tipo de compromiso asume el narrador con lo que se sabe pero no se hace explícito hasta el final?…

El relato “Adiós”, es un excelente ejemplo de lo que vengo diciendo: contar por elusión. Para mí además uno de los mejores de este excelente libro.

Un lenguaje sencillo, natural, directo, sin adornos, de frase corta, a veces “cortante”, culmina los textos para hacérnoslos llegar y atraparnos en ellos. A mi entender un libro muy recomendable que señala una nueva manera de mirar.

 

Las Gemas del Falsario, de Raúl Brasca, son una colección de relatos la mayoría muy breves, que cuando menos son originales en su ideación. Jugando con la paradoja, la causalidad y lo insólito, se leen bien; a pesar de un cierto deje de extravagancia, es decir, de algún que otro relato que a mí sinceramente me ha parecido cogido por los pelos.

Usa un lenguaje muy fresco, muy suelto narrativamente, aunque a mí me parece más experimentalismo narrativo que narración en sentido neto de la palabra. Es cierto que varios de ellos son francamente divertidos, y, aunque fuera por eso sí merecen una lectura.

 

Muñoz Molina ha escrito un libro que también es una recopilación de artículos; en este caso sobre arte. Sobre el arte de saber mirar y de cómo el pintor traslada no solo lo que mira sino –en sus palabras- “ lo que no se puede mirar”; a este respecto los artículos sobre Goya son el ejemplo de un pintor que no solo cuenta lo que ve sino lo que los personajes de sus lienzos no quieren ver.

Los textos son de diferente calado,  pero yo señalaría principalmente el titulado “el retrato y la sombra. Chistian Schad”; en él Muñoz Molina hace una interpretación de una pintura de Schad: el retrato del doctor Haustein, que no es solo una interpretación del cuadro sino una forma de mirar Europa y la cultura.

Con este libro se aprende; a mirar y a ver lo que no quieren que miremos, y eso me parece importante. Con un lenguaje elegante, sobrio y a la vez muy cercano creo que es uno de los mejores libros del año.

 

 

 

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Lecturas de la sierra: Naipaul, Isabel Cienfuegos, Raúl Brasca y Muñoz Molina.

  1. francisco gomez dijo:

    Apreciada Alena
    Te deseo mucha salud para que puedas seguir escribiendo,leyendo y comentando libros.Solo no te deseo que tu equipo gane la décima ja,ja,ja
    Un beso guapa

    Paco

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.