Isabel González: los “salvajes” son los “otros”.

Estos relatos de Isabel González, de su libro Casi tan salvaje, editado por Páginas de Espuma, son los relatos de alguien con un estilo muy peculiar. Los he leído despacio, y con cierta sensación que ahora explicaré.

Para empezar, todos –o casi todos- los relatos tienen algo en común; sus personajes que en teoría viven un mundo muy normal, dan lugar inmediatamente a lo insólito, a lo oculto, o a lo onírico. Pero, mediante la técnica del desplazar el objeto de la atención del lector, es necesario quedarse en los detalles mínimos de cada texto para aprehenderlo.

Nunca sus relatos, ni sus personajes, son lo que parece; sin embargo, todos sus personajes participan de un elemento “salvaje” que los hace o bien ser como son, o bien dar lugar a situaciones extremas.

Y todo ello, bajo la apariencia de situaciones vulgares, o nimias.

Y esto me ha llevado a la sensación que quería explicar; cada vez que terminaba un relato, pensaba si lo “salvaje” era la situación o más bien, la incomprensión de los otros respecto a quien la sufre o la motiva.

Es decir, si no será que es el mundo el que nos rodea, el salvaje.

Y concluí que sí: los seres que pueblan estos relatos no son felices, pero no lo son porque el lugar que habitan, por distintas circunstancias, los obliga a permanecer fuera; a convertirse en outsider, o a adaptarse de modo extremo, por ejemplo en un cuento excepcional como es el que da título al libro, o a adoptar la actitud del camaleón, en otro magnífico relato, Buena. También a renunciar a la memoria común para a través de la farsa mantener el mundo conocido, como en Deja todo como lo encuentres, en el que sólo las frases finales advierten al lector de la propia farsa en la que ha vivido, sin saberlo, el personaje del relato.

Con un estilo indirecto, es decir, elidiendo- pero no eludiendo-  el núcleo central de la narración, haciéndolo difuso, desenfocando con acciones marginales lo que realmente se nos está contando, Isabel González ha escrito un libro que merece la atención lectora desde el principio hasta el final.

Una escritora a seguir.

 

 

 

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos. Guarda el enlace permanente.