Manuel Vicent y el “buen rollito”. ” El azar de la mujer rubia”

Manuel Vicent ha escrito un libro de “buen rollito” y me explico.

El azar de la mujer rubia– editorial Alfaguara– es un libro ameno, muy interesante, muy entretenido, que se lee rápido, en un lenguaje muy cercano que en varios capítulos recuerda la mejor prosa de Umbral, con una enorme sensibilidad, lleno de guiños al lector y que a mí me ha encantado leer. Para contarnos los años de Transición a su manera, parte de un juego narrativo en el que sitúa a Suarez perdido en el bosque de la niebla en el que, lamentablemente, permanece por su enfermedad, y a través de juegos de recuerdos y de cierta ficcionalidad unida a hechos reales nos relata estos años que digo. La mujer rubia, naturalmente es la hija bastarda de Suñer, de quien  Vicent nos desvela qué papel jugó en ese tiempo.

A mí me gusta la forma de escribir de Vicent; este libro es muy umbraliano, tiene dos o tres capítulos en los que el lenguaje sale de la simple narratividad para llegar a un lirismo asociativo que recuerda las mejores páginas de aquél, el lector se queda prendido de la novela…

 

Siendo así y diciéndoles de antemano que recomiendo el libro porque es muy interesante y muy ameno, Vicent se sitúa en esta novela claramente en la ortodoxia del relato; es decir, esta novela no hace la menor crítica de quienes pactaron que aquí nunca pasaría nada. Y no es una crítica en sí al libro, conste, sólo que leyéndolo, una pensaba que las cosas no fueron tan “bonitas”, permítaseme la expresión. Es verdad que el libro está escrito como en voz baja, como intentando acercarse a Suarez de delicada manera, y naturalmente el tono es lo que exige. Pero al cerrarlo una no puede evitar pensar que la historia, la real, no fue exactamente así; no fue tan amable, no fue tan nostálgica, no fue tan sencilla.

Léanlo; yo lo he acabado con ganas de poner Memory de Barbra Streisand en el cassette…

 

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos. Guarda el enlace permanente.