Un Roth prescindible. “Némesis”.

He leído algunos libros de Philip Roth, entre ellos,  Los hechos, El oficio, un escritor (un libro de entrevistas), y me faltan los que llaman libros centrales que ya llegaré a ellos. Los que había leído hasta la fecha en general me han gustado, me parecen excelentes libros, con un indudable interés, y con una prosa que es a mi modo de ver magnífica. Y con esta idea previa me puse a leer Némesis.

Y no me ha gustado absolutamente nada. Por razones que me parecen evidentes y que quiero ofrecer aquí.

Para empezar Roth cuenta una epidemia de polio que en los años de la segunda guerra mundial, en Newark, ataca a un barrio judío, principalmente a los niños. El protagonista es un joven profesor encargado de estos en las actividades del verano.

Bien, los niños van muriendo, el profesor empieza con complejos de culpa, y termina pensando que la culpa de todo la tiene él.

El libro es cansino, repetido, monotemático hasta el aburrimiento. Por otra parte recuerda demasiado a La Peste de Camus; sólo que La Peste es un buen libro. A mí me parece que Roth estaba muy cansado cuando escribió esto, que tomó un tema tradicional en la literatura y quiso desarrollarlo y que-siempre según mi criterio- se le nota demasiado el cansancio de escribir. Apenas encuentro al Roth original y cáustico de Los hechos; al contrario: es un libro de una profunda apatía que se refleja en los personajes. Por otra parte éstos no terminan de definirse, no tienen vida por sí mismos, no los “vemos ser”.

En resumen, Roth a mí me parece un magnífico escritor que en esta ocasión ha escrito una mala novela. Por lo demás absolutamente prescindible.

 

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos. Guarda el enlace permanente.