La Cifu y la propaganda del Régimen.

Siendo las palabritas de la señora Cifuentes una perfecta estupidez y además calumniosas, no quisiera yo  pasar sin dejar constancia de algo que tiene relación con todo esto y que debería hacernos pensar. Ayer vendieron a Chipre a los alemanes.

Dirán que cual es la relación.

Una de las tácticas del nazismo fue crear centros de atención que hicieran ruido en la prensa para evitar que se atendieran otros focos.

La técnica era muy sencilla; se creaba una noticia, o se promocionaba algún acto que conmoviera a la opinión pública; se la mantenía interesada en ello durante días y se conseguía así desactivar la atención de lo importante.

En España lo hacía –con muy buen resultado- Esperancita Aguirre. Ahora lo hace Cifuentes.

Estas declaraciones las hace el día después en que la banca alemana, el BCE, y la señora (¿?) Merkel a la cabeza han comprado la esclavitud de Chipre. Con el resultado de que se deje de hablar de la desvergüenza de los banqueros alemanes, de la mezquindad, ruindad, bajeza y usura del FMI, y de la catadura moral de la comunidad europea que aplaude con las orejas el esclavismo de Chipre y el enriquecimiento de Alemania.

Cifuentes es una buena discípula de Göebbels. Y a mí no me censura los artículos El País.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Dando el Espectáculo. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La Cifu y la propaganda del Régimen.

  1. Ya lo han hecho con Grecia, ahora Chipre… ¿Y el siguiente…? Miedo me da.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.