Antoni Marí: meandros existenciales. El “libro de ausencias”

Vengo a hacer la crítica de un buen libro que a mí no me ha gustado. Esto puede parecer una paradoja, pero si me leen hasta el final, verán que no lo es.

He leído hoy-se lee rápido- el Libro de ausencias, de Antoni Marí.

El autor lo que plantea es una reflexión filosófica acerca de la esencialidad del conocimiento; es decir, del cómo llegamos a conocernos y a conocer. Y para ello parte del concepto de ausencia, para llegar a la conclusión de que es mediante el abandono de lo externo irrelevante como llegamos al silencio interior –ausente de excrecencias, por así decirlo- que nos permite poseer lo esencial.

Este es un pensamiento filosófico que viene de antiguo y que Marí documenta con numerosos textos que lo apoyan. Con un lenguaje bastante asequible y que resultará legible para un lector culto.

Ahora bien, el problema es que a mí la trascendencia me mata. Quiero decir, que el libro para quien guste de la filosofía interesará muchísimo y desde ya se lo recomiendo, pero a mí la filosofía me aburre enormemente. Y más cuando se refiere a un cierto ascetismo que lo que propugna es el abandono de las cosas para conocerse a uno mismo. No puedo evitar que me suene al menosprecio de corte y alabanza de aldea. Y tampoco puedo evitar no sentirme para nada reflejada en esa necesidad que para el autor parece imperiosa de olvido de sí mismo.

Por lo demás el libro es ameno para quien encuentre amenidad en meandros existenciales en los que ocupar los ratos libres.

 

 

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos. Guarda el enlace permanente.