Maria Zambrano-Lezama Lima. Vergüenza ajena ( sobre ediciones)

Estoy leyendo una edición penosa de las cartas entre María Zambrano y José Lezama Lima, a las que se añaden las de María Zambrano con María Luisa Bautista, la viuda del poeta.

Aclaro que las cartas en sí mismas son bastante interesantes.

Ahora bien; la edición que ha perpetrado Espuela de Plata es un modelo de disparate.  Para empezar el prólogo de Javier Fornielles está plagado de erratas, erratas que impiden la buena lectura, y que indican, cuando menos, descuido, cuando no desidia o simple pasotismo, o ausencia de un equipo corrector.

Para seguir, una no sabe bien las razones, se ha decidido “la transcripción de las cartas”. Cosa que se nos cuenta en el prólogo, en “notas a esta edición”; sin explicarnos las razones de ello. De modo que podemos leer por ejemplo en ellas, perlas como la que sigue: “¿ Creeras que no te iba a escribir?”, “Veras, quiero decirte”; “enfermera dia  y noche sin relevo”, “ que feliz hubieras sido”, “ en el mejor de los casos habria de hacerla”…

Todas estas frases son de María Zambrano.

Un lector no avisado lo que concluye simplemente es que María Zambrano podría escribir muy bien, pero tenía una ortografía propia de parvulario.

No quisiera tener que copiar algún esperpento más, en el que el verbo estar, aparece como “esta”, en vez de “está”, haciendo de la frase un jeroglífico incomprensible a no ser que se tenga buenísima voluntad.

No dudo de que esas cartas hayan sido escritas así; pero al transcribirlas tal cual, el antólogo le ha hecho un flaquísimo favor a la filósofa, además de conseguir que el lector se desinterese ante tanto barbarismo que le impide una lectura seguida.

Por eso hablaba de desidia: porque o el antólogo lo que ha preferido es no tomarse el trabajo de corregir los textos de modo que sean leíbles para todos- y no debería olvidarse que, por mucho que se diga que son cartas íntimas, lo que se hace es hacerlas públicas a todos- o en el fondo la Zambrano le caía fatal.

No se merecen ni ella ni Lezama esta sonrojante edición.

 

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Maria Zambrano-Lezama Lima. Vergüenza ajena ( sobre ediciones)

  1. Pues con los tiempos que corren las editoriales, sean grandes o pequeñas, deberían cuidarse muy mucho de entrar en estado de “dejadez”. Está bien saber qué edición debemos descartar. Gracias. Un saludo

    Me gusta

  2. alenar dijo:

    Te respondo y así además actualizo el comentario que he hecho: Creo que el problema es de los editores. En un articulo transcrito de la Zambrano, al final del libro, sobre Lezama, se “desliza” un ” a confirmado”, por ejemplo, que indica, puesto que el articulo se publicó en su día sin esa barbaridad, que es el presunto editor del libro-o su corrector- quien es definitivamente un analfabeto.
    Espero que esta edición de estos dos escritores NO se venda: es un atentado cultural. Lo que no me explico es que nadie lo haya dicho. ¿ Todos callados hacemos mejor la edición?…

    Me gusta

  3. Vergonzoso. Simplemente. A medida que uno conoce o entra en este mundo de la edición, se da cuenta de la importancia que tenían algunos profesionales de los que se ha prescindido. Como los tratamientos de textos suelen tener corrector ortográfico, confiamos al subrayado automático en color rojo la corrección del texto, como si no fueran a existir errores de transcripción, simples erratas. Alguien debería saber que la preposición a, es correcta, por tanto no habrá corrector ortográfico que pueda detectar semejante errata “calami”.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.