Notas de domingo.

 

Ayer presenté a Inma Arrabal Cano en El Dinosaurio. Su libro Una mirada al absurdo. Editado-muy bellamente- por Huerga y Fierro.

Hacemos una especie de dueto, explicando su poemario y leyendo sus poemas. Creo que nos divertimos.

Me encuentro allí con Marga Clark, que me dice-con razón- que nadie se atrevió a sacar fotos el día del concierto homenaje. Lo pensé, pero era como romper la magia, le digo.

Inma Arrabal firmando.

Inma Arrabal firmando.

Jeroni Mira, y su mujer, Clara, también están. Amigos de Inma de tiempos revueltos. Quiero decir de cuando andábamos en otros “aquises” internáuticos. Los recordamos y nos reímos. Aquella ingenuidad- pienso- no volverá más. Hoy ya sabemos quién es quién aunque no lo diga…

A la salida, aparece- porque Ramón Miguel aparece, no llega, o sea: “se nos presenta”- Montesinos. Me iba y no me voy y nos tiramos media hora larga en una discusión surrealista –en la puerta- sobre palabras poéticas y palabras no poéticas. “Tajazo” ¿ es una palabra poética?…él dice que no, yo digo que según, la gente se disparata, terminamos saludando con reverencias al Poeta-o sea, Montesinos- que pretende quitarme el libro dedicado por Inma, y me voy antes de que lo consiga.

La gente que pasa por la calle nos mira raro.

Hoy, esta calma se agradece. Mi boca sigue dolorida, mi cabecita también. Mañana me marcho. Ya elegí libros ropa, zarandajas…

Escucho música en RNE Clásica. Cae un chaparrón. Tengo sueño.

Buen domingo.

 

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Notas de domingo.

  1. Jeroni Mira dijo:

    Un placer la presentación y el “encuentro y reencuentro”, querida amiga.
    Un abrazo.

    Me gusta

  2. alenar dijo:

    Una entrañable conversación de lo más agradable, querido amigo.

    Me gusta

  3. Inma dijo:

    ¡Gracias a todos por vuestro apoyo, amistad y compañía! Muchos abrazos y ganas de volver…
    Un gustazo “verte” en persona después de tantos años, Alena.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.