Estilo en novela.

Anda una a vueltas con un novelorio desde hace meses. Un novelorio del que sabe qué quiere contar y que le ha ofrecido algún quebradero de cabeza en una parte de la estructura que lo compone. No  en el tono, ni en los personajes, ni en lo que sucede. Pero sí en cómo sucede.

Y a cuenta de esto me he puesto a pensar en los problemas de estilo; cosa que es habitual en quienes escribimos. Es decir, lo de dudar del cómo escribir algo, y del cuánto de ese cómo contar. Eso en solemne lo llaman estructura.

tormentatorreSucede que lo fácil, al menos para mí, es imaginar una historia, imaginar qué ocurre y hasta visualizar cómo ocurre es, para mí, de lo más sencillo. Pongo un ejemplo tonto: “asesino oculto en un patio, asesina a mujer que saca el cubo de la basura, y al final se descubre que la razón es que ella le chantajeaba hace años con denunciarle por violación a su mejor amiga. Pongo por caso. Ahora bien, ¿ cómo contamos eso?: ¿describimos en la “escena cumbre”-por ejemplo- cómo es el patio, o decimos simplemente ella salió al patio, o damos todos los detalles del mismo y de ella saliendo al patio?…

Eso es lo complicado. Los “cómo” del entramado. La manera, el lenguaje, y para mí algo absolutamente fundamental: que resulte creíble.

Sé que hay novelas, relatos y cuentos que narran mundos absolutamente imaginarios. Pero todas, hasta las más disparatadas si no resultan creíbles en su propia ilógica, no son buenos relatos. Uno puede despertarse convertido en cucaracha, pero si el lector no se lo cree será un mal relato.

No sé qué opinan ustedes, si es que quieren opinar algo. En esas estoy estos días aquí en la sierra. Además de paseando bastante, leyendo las cartas de la Pardo Bazán  probando esta nueva forma de conectarme a la Red.

Buen miércoles.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Estilo en novela.

  1. Es la gran pregunta. Es sabido que literatura no es lo que se cuenta, sino cómo se cuenta; y ese cómo no es sólo la dimensión de la frase, los adjetivos, el tipo de lenguaje… En ese como es tan importante o más la distribución de las habitaciones de la casa que es la novela, por dónde van sus cañerías, en qué puntos se sitúan los enchufes, el tamaño y la altura de las ventanas…
    Esas cosas…

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.