La Feria del Libro. Lecturas de Pardo Bazán y ” De Antología. La logia del microrelato”.

Hoy empieza la Feria más bonita del mundo para quienes nos gusta la literatura.

Ya sé que siempre hay la posibilidad de hacer críticas; la única que se me ocurre es que sigan considerando-algunos analfabetos- a los libros y a los escritores y lectores, a los editores, a las librerías, etc, como “entretenimiento”.

Vale. Pues allá ellos con sus Wertgüenzas al aire. Para mí, y para mucha otra gente el mundo de los libros y lo que le rodea es el mejor en el que me puedo perder; no sólo en su Feria, sino todos los días del año. Dicho esto, vamos a lo interesante.

Lo interesante es que sigue existiendo la Feria porque mogollón de gente se empeña en que así sea, incluidos los lectores/as. Y eso es muy bueno, y a mí me causa alegría, y ganas de dar zapatetas pensando lo buenísimamente bien que me lo voy a pasar yendo a mi feria, nuestra feria, la feria de quienes queremos los libros.

Y si sirve, desde aquí, animar a los lectores/as: vayan, cotilleen, seguro que entre tanto libro aparece ese justo que les está esperando a ustedes. Igual es el de un consagrado ya, al que ustedes siguen de modo fiel, pero igual también encuentran gente diferente, de esa que no sale en los medios oficiales, ni tiene cien mil ejemplares vendidos antes de haber escrito el libro- que ya es tener marketing, y tener tragaderas al leer el anuncio, por cierto-, gente que igual es el primer o segundo libro que publica, y se ha acercado donde está “su” libro, y no se atreve a preguntar al librero si “ he vendido algún ejemplar”; a mí me pasó cuando fui…vayan y búsquenlos, también están allí…

Yo he leído estos días dos libros. Uno de la Pardo Bazán: las cartas a Galdós, bajo el título Miquiño mío. Las edita Turner, de un modo muy bello; una edición muy bonita estéticamente. Turner pocas veces hace tonterías en las ediciones; con lo cual respeta a sus lectores. El libro es una pura delicia. Yo había leído la edición a cargo de Carmen Bravo Villasante- una autora a quien ahora se olvida pero que hizo muchísimo por dar a conocer otros autores en nuestro país-, y me he vuelto a reír enormemente con  estas cartas. Son divertidas, directísimas, y además son cartas que no usan el intimismo para no decir nada más. La Pardo por mucho que llame Ratoncito a Galdós, escribe sus cartas sin caer en la tontería cursi y almibarada de un Salinas, o similar. Desfila por las cartas la vida política y literaria, las controversias de la Academia ( la RAE), los cotilleos, la vida familiar, las cosas de Madrid y Galicia, etc.

El segundo libro- el primero en el orden lector- es la Antología que ha sacado Talentura Libros sobre el Micro relato. Vamos por partes que diría Jack el Destripador. A mí las Antologías- en general- literarias nunca me han gustado un pelo. Creo que suelen ser un “arrejuntamiento” (perdón por el palabro) de gentes diversas  a mogollón, que normalmente no dan la medida de la calidad- o de la no calidad- de los antologados.

La he leído con interés, porque sé el trabajo y el esfuerzo de los antólogos, Manu Espada y Rosana Alonso. Dice Manu- se ha repetido en decenas de artículos sobre ella- que la Antología ha querido reflejar el mundo del micro relato surgido de los blog, y que los relatos han sido escritos expresamente para ella. Hay sesenta y nueve autores; imagino que como complicidad humorística, aunque reconozco que no le veo la relación.

A mí me ha parecido una Antología en la que destacan una serie de autores/as que merecerían libro propio, con calidad indiscutible, con estilo propio, con sello de escritor/a. También debo decir que hay otros micros relatos que, literariamente, no me han gustado; no me han parecido que aporten si lo que se quiere es mostrar efectivamente lo más representativo del microrelato. Quizá, pienso pero no lo sé, se ha querido abarcar demasiada gente, y eso no siempre favorece la calidad total. Más no es siempre mejor. Naturalmente, el criterio de los antólogos es tan bueno como el pueda tener otro; quiero decir que yo opino así y otros podrán opinar lo contrario. Yo, subjetivamente, hubiera preferido leer una Antología mucho más selectiva de textos y autores.

Por nombrar algunos de ellos que me han hecho disfrutar, Montaña Campón, Pedro Sanchez Negreira, Maite García de Vicuña, David Vivancos, Susana Camps Perarnau, Elysa Brioa Escudero, Ernesto Ortega Garrido, Isabel Wagemann, Esperanza Temprano Posada, Eduardo Rico, de Xavier Ximens Sarmiento quebrado, de Xesc López Lo peor

Por citar algunos de los más representativos según mi criterio. Omito naturalmente los relatos de Esnaola, Raro, o Elena Casero, en la línea habitual de delicadeza y buen escribir.

Por concluír, creo que es un buen intento de reflejar un género nacido del cuento y que está tomando auge; creo que merece la pena que ustedes lean esta Antología, y a la vez también creo que es excesiva en su afán de agrupar a la mayor gente posible en torno a ella. Léanla y me cuentan…

 

 

 

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a La Feria del Libro. Lecturas de Pardo Bazán y ” De Antología. La logia del microrelato”.

  1. Encantado, Alena, de que te haya gustado el libro de cartas de Emilia. Creo que captaste en él justo lo que quisimos poner al editarlo. Gracias y un saludo.

    Me gusta

  2. Isabel Parreño dijo:

    Muchísimas gracias por tus palabras. Es una gran satisfacción ver que nuestro trabajo ha servido para acercar un poco más a nuestros días a esa gran mujer que fue Pardo Bazán. Y nos encanta que además se disfrute de su lectura. Un abrazo.

    Me gusta

  3. Elena Casero dijo:

    El problema de las antologías es como lo de los locos, que ni están todos los que son, ni son todos los que están. Pero creo que tanto Manu como Rosana han hecho un trabajo excelente. Para mí son dignos de todo el respeto por el cariño y el interés que le han puesto.
    Sinceramente, creo que, como bien dices, debe leerse para después analizar.
    Gracias por la mención hacia mi escritura.

    Me gusta

  4. Montaña Campón dijo:

    Gracias por tus palabras, me hacen sentir feliz. Un abrazo

    Me gusta

  5. No se te agradecerá bastante el trabajo que haces por sacar a la luz esas obras casi secretas, un poco como susurradas en los escondites que dejan esas otras publicaciones que todo lo acaparan.
    Lo importante, como bien señalas, es que siga existiendo la feria, que siga habiendo libros, porque es señal de que hay lectores, al fin y al cabo el verdadero destino de la tarea de los escritores y de los editores.
    Por eso, porque aún hay editores que piensan también en los lectores -y no sólo en las ventas al gran público-, es de agradecer que haya libros como el de las cartas de Pardo Bazán a Galdós y la antología de Talentura.

    Me gusta

  6. francisco gomez dijo:

    No quiero,ni comparar,ni quitarle un ápice de importancia a esa gran feria de la cultura,ni entrar a ver quien es más.Pero el San Jordi también es algo mágico,es el día de la felicidad para quienes la lectura es algo más que entretenimiento (bendito entretenimiento).El ambiente por el centro de Barcelona y al entrar en las librerías incluso con los autores mediáticos y los libros de cocina al uso y abuso,siente uno la felicidad de ver y comprobar que no somos tan bárbaros como nos pintan y que si nos gusta leer.
    Un gran saludo

    Paco

    Me gusta

  7. alenar dijo:

    Querido Amando, una no pide ni pago ni agradecimiento; lo hago porque leer y difundir lo que leo me gusta. Creo que es muy necesario que en los blog, gente que tiene la suficiente preparación intelectual para ello y le guste el tema, ofrezca un lugar en “el mundo” a escritores/as y artistas que, de otro modo, es dificil que se conozcan.
    Vivimos en la época del “si vende, vale”; y yo estoy radicalmente en contra de eso. Yo creo en la necesidad de educar al público para que intente discernir con datos objetivos si le gusta algo o no. Puedes vender doce ejemplares de una plaqueta, en un garaje habilitado por unos amiguetes, y ser un artista genial ( también puedes ser muy malo, es cierto), y al revés; puedes vender trescientos mil ejemplares del nosequé de Gray y ser simplemente un robapalabras, que trufa su esperpento de estupideces. Y tanto lo uno como lo otro a mí me parece necesario decirlo.
    También es cierto que el agradecimiento al crítico no se estila; aun cuando siempre se agradezca. Y también es cierto que es más fácil pensar que el crítico-en este caso yo- “ha hecho lo que tenía que hacer”, en vez de pensar que podría haber hecho otra cosa. En el mundo de los blog y gran parte de las web de tipo cultural, la crítica la hacemos por amor a la cultura; en muchos casos gastándonos el dinero en esos libros que luego comentamos: no en el caso de Talentura, aclaro, que tuvo la gentileza de enviarme un ejemplar, pero lo habitual es que recibamos-yo- un correo de “se ha publicado tal cosa” y al preguntar la respuesta sea que ” en tal página lo puede usted comprar”.
    Ya me extendí demasiado.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.