“Crónicas del Vértigo”, José Manuel Vivas. ( Y cierre de temporada).

Con esta reseña finalizo por así decir, temporada. Lamento algunas omisiones, pero a todo no se llega como decía ayer en otro lugar. Resta un libro que recibí en julio y que comentaré en la nueva temporada, el de Marisol Torres, los años del coma, que, ya aviso, aún no he empezado. Y antes de iniciar crítica, una recomendación: lean el aviso que figura en esta Bitácora. Para evitar disgustos, digo.

Vamos con ello.

Leí hace bastantes meses Crónicas del Vértigo, de José Manuel Vivas Hernández, que tuvo la gentileza de regalármelo por compartir –como me decía en carta “física”- modos de ver la creatividad.

Le di también mi opinión personal privada sobre el libro, pero ahora quiero hacerla pública.

Este libro es antiguo en el tiempo- 2008- y tuvo una beca a la creación literaria del consejo de cultura y turismo de la Junta de Extremadura.

Merecidísima. La beca, digo.

El libro es un viaje interior al corazón del hombre, expresado en diez cantos. Cada uno abierto por una cita del Génesis, con un poema prólogo  y otro epilogal.

Cada sección ofrece un viaje del ser humano a las profundidades del desconcierto, de las ruinas del hombre. Un viaje de siglos, pero que se concreta en un Hombre. El poeta que sustenta las palabras a través del silencio y los naufragios. Que se enfrenta a “la urgente vocación de náufrago”, por decirlo con sus palabras, y que encuentra al final al “innombrable ángel caído”.

Vivas es poseedor de un lenguaje que ajusta con justeza expresiva. Quiero decir que, a mi modo de ver, su deseo de exactitud por el decir en ocasiones lo hace contener la expresividad, como si rozar el ala de lo subjetivo sólo en contadísimas ocasiones le estuviera permitido. Algunos lo verán como signo de cierta distancia en el poema, pero no hay ninguna duda de que consigue una perfecta adecuación entre contenido y forma.

 

Además, Vivas tiene una cualidad hoy casi inexistente: sabe medir versos. Esto, que quienes no tienen ni repajolera idea de medir nada, ni siquiera versos, desprecian explicando que la poesía debe ser libre, resulta que al autor le da la posibilidad de lograr un perfecto ritmo interno de los poemas y por tanto musicalidad,  sin necesidad de rima.

 

De más está decirles en público lo que le dije en privado al autor, eso sí, sin tanto análisis: que me parece un admirable poemario.

 

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a “Crónicas del Vértigo”, José Manuel Vivas. ( Y cierre de temporada).

  1. Conozco algo la poesía de José Manuel, y estoy de acuerdo con lo que dices.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.