Herralde o porqué nunca publicaremos en Anagrama…

Leyendo este libro de Herralde, entiendo porqué jamás publicaré en Anagrama.  Y ya comprendo que no es forma de empezar una reseña literaria.

Verán ustedes, esto requiere una explicación al hilo de lo que he leído en este  Por orden alfabético, del editor Jorge Herralde, libro que es una reedición y que recoge charlas, reseñas, comentarios, publicados por él, salvo algún inédito que se añade.

Hay que empezar por decir que el libro es muy entretenido, muy divertido de leer, muy “cotilla” si se me permite la expresión y también muy pedante.

Joder con Herralde…quiero decir…nos cuenta, claro, a quien conoce, con quién se relaciona, en qué saraos ha estado, cómo ha llegado a publicar a sus autores/as, y todo eso es muy divertido, y te enteras de movidas muy curiosas- siempre desde su punto de vista, claro- y a la vez terminas pensando que para publicar en Anagrama además de escribir muy bien hay que tener esa cosa que llaman relaciones sociales, llevarse bien con, aparecer en el cóctel de, estar en aviones y aeropuertos cada dos por tres, venir de una conferencia sobre y así siguiendo. Y además contar con una pequeñez tan tonta como un agente literario que hable por ti y tú mudito, que agite sus pulposos brazos con tu manuscrito y tú de cóctel en cóctel mientras tanto. Y luego claro ser simpatiquísimo en las fiestas, irte de juerga después de las presentaciones, saber hablar con muchísimo donaire y no sé cuántas galas más.

Herralde ha retratado, sin querer probablemente, porqué ni uno sólo de los autores/as que no tenemos “contactos” no existimos ni existiremos nunca, jamás de los jamases para Anagrama.

Eso sí, el libro merece la pena leerse. Aunque sólo sea para esto.

 

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Herralde o porqué nunca publicaremos en Anagrama…

  1. Y yo sin smóking

    Me gusta

  2. kaldina dijo:

    Pero eso es lo más de normal, si te das cuenta los escritores más publicados generalmente no coinciden con los que mejor escriben, sino los que mejor se relacionan… Triste pero cierto!!!

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.