Un infumable Padura. ” Herejes”

Vengo a hacer la reseña de un libro del que sólo he leído cien páginas. Es decir que, ya aviso de antemano: no sé si luego es otra cosa, no sé si sigue igual, no sé si la trama se complica. Reseño hasta donde he leído y explicaré porqué.

 

A mí no me ha interesado Herejes, de Leonardo Padura. Y porque no me ha interesado lo he dejado de leer en la página cien. He tardado cuatro o cinco días en leer cien páginas. Para mí es un exceso: cuando un libro me gusta, a no ser que sea un libro denso, tardo dos horas  en leer cien páginas. Sobre todo en novela.

Yo no había leído absolutamente nada de Padura. Una vez empezado el libro me entero de que es una especie de serie en la que siempre sale un detective llamado Conde. Bien. La novela pretende contar la investigación de éste sobre un cuadro de Rembrandt propiedad de una familia judía que lo usa como moneda de cambio para sobrevivir en Cuba huyendo de los nazis. Por lo que he leído la familia se larga de Cuba en el año 57.

Esto pudiera ser interesante. De hecho Padura parece querer contarnos la historia de la familia y del cuadro, a través del hijo del protagonista principal.

El problema viene- me viene a mí- en cómo lo cuenta. Porque lo cuenta a través de cambios temporales. Que no está mal. Digo. Lo que sucede es que una vez metidos en esos tiempos distintos, en ellos lo que sucede es aburridísimo. O a mí me lo parece. Padura no consigue transmitirme interés en una novela en la que ya de entrada tengo que aceptar que “lo que pasa” es lo único interesante. Es decir, acción, personajes, diálogos, charlitas, algo de filosofía sobre los judíos, el tio Joseph retratado hasta la saciedad: tanto que yo acabo de él hasta el moño.

Es una novela tradicional, con inicio-desarrollo-desenlace. Escrita para que se piense que es muy “entretenida”, sin originalidad ni aportes nuevos en la estructura ni en el tema; el tema judío de fondo y el Arte, mediante una intriga.  Más de lo mismo, sobre lo mismo y con los clichés de siempre.

Un coñazo.

 

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Un infumable Padura. ” Herejes”

  1. Miguel Mora dijo:

    Tengo que confesar que no he leído ninguna de las novelas de género negro con Mario Conde como detective. No puedo opinar por lo tanto. Sí recuerdo hace cuatro o cinco años el entusiasmo que me produjo “ El hombre que amaba a los perros”, una novela que constituye casi una estupenda biografía de Trotsky por la que , consecuentemente, pasa la revolución rusa, el estalinismo, la guerra civil española y los acontecimientos de la Barcelona del 37, su asesinato por Ramón Mercader ( con el consiguiente perfil de su madre Caridad Mercader ) y además la situación en Cuba en el momento en que escribe el autor.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.