José María Lopera “sedienta verdad de agua marchita”.

La editorial Lastura es una editorial independiente que, como otras pequeñas editoriales hace lo que buenamente puede por sobrevivir en medio de tiburones empresariales y bastantes navajazos a todo lo que se mueve.

Suele publicar Lastura libros al menos discretos, con dignidad de diseño y con cuidado en sus elecciones.

Y sin embargo en esta ocasión a mi juicio ha equivocado la edición.

José María Lopera es el director de Álora, la bien cercada; una buena revista literaria que lleva unos cuantos años cumpliendo una labor creativa muy estimable. Ahora publica con Lastura su poemario Sedienta verdad de agua marchita.

Los poemas son una exposición del yo íntimo del autor, que al parecer tiene bastante producción anterior. Son poemas narrativos; personalistas, en los que yo encuentro un excesivo uso del tópico y una sobreabundancia de manierismo. Echo de menos sugestión y hallo demasiada exposición de pensamiento narrativo-filosófico, demasiados lugares comunes, demasiada recurrencia a lo previsible, tanto en frases como en adjetivos, como en exposición. Echo de menos rasgos que generalmente son de la poesía, como musicalidad, armonía en el verso, sugerencia.

Hay algunos hallazgos expresivos, sí, en Noche triste o en Remembranza, alguna expresión que puede conciliarnos con el poema, pero a mi modo de ver no es bastante. Se me ocurre pensar si no hubiera sido mejor haber prosificado  los textos y darlos así a conocer; quizá hubieran ganado en su lectura.

 

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos. Guarda el enlace permanente.