Cosas de lunes.

Me llegan libros de mi librería. Libros para unos días en los que yo ando poco fina, poco estable. Cansada y sin ganas de muchas cosas. Libros que acompañan.

Leo en redes algunas declaraciones que me causan pasmo. Leo a un pobre infeliz que proclama a cuenta de no sé qué: “ahora soy del PP”. Es decir, a mí lo que me causa pasmo es ese “ahora”; quiere decirse que el tonto del haba se cambia de partido como se corta el pelo. Y se queda como dicen por La Mancha: “Tan oreao”…

Renuncio a responderle porque me iba a meter en un berenjenal de “has dicho, yo dije, a ver quién te crees que eres”, del que paso completamente. Me doy cuenta de que cada vez paso más de ciertas cosas.

Ha nevado en Madrid y hace mucho frío. Y en el fondo estoy escribiendo este artículo porque llevo muchísimo tiempo sin escribir sobre otra cosa que no sea libros. Por contar otras cosas. Cosas como una cierta necesidad de intimismo, de interiores, de recogimiento. De dejar pasar historias que no ayudan, sino que marean.

Voy a ponerme a leer. Buena semana tengamos.

 

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Del vivir habitual. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Cosas de lunes.

  1. Y que el frío pelón no nos hiele el corazón.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.