Publicación en papel o e-book. Artículo de respuesta a Javier Pellicer.

Va esto de respuesta a varios artículos de Javier Pellicer acerca de las— presuntas— bondades de los e-book frente a los libros en papel, las bondades de Amazon, y acerca de editoriales y autores a la hora de publicar. Y ya aviso que, ni guardo orden, ni estructuro el asunto; lo único que pretendo es pensar en voz alta.

Pellicer demuestra— o así lo pretende— que publicar un e book es muchísimo mejor que publicar un libro en papel porque es más rápido, más cómodo y más barato.

Yo no sé de economía. Sé de lo que veo y leo y compruebo.

No tengo la llave de la Verdad en mis manos y si la tuviera la soltaría, porque sería falsa. Quiero decir que las Verdades con mayúscula me dan pero que mucha grima. Y sólo pretendo contar lo que se me ocurre al respecto.

Y lo primero que se me ocurre es que si uno se va a Amazon a ver como lector lo que allí hay se encuentra un caos de libros mediopelistas, sin el menor cuidado por la escritura, que, en muchísimos casos son libros de gente que no encontraron editorial en papel y recurren a esto como el santo advenimiento. Otra cosa es publicar el ebook “después” del libro en papel, y me explicaré:

¿Quién le ha dicho al autor/a que publica en e-book que su libro tiene calidad literaria?…Es decir, vamos a ser serios: publicar en papel significa que has enviado un manuscrito a una editorial física. Que lo han leído al menos varias personas. Que en muchos casos—muchísimos más de los que piensa Pellicer— ha pasado varias cribas de lectura. Significa someterse a un proceso de selección a fin de cuentas hasta que el editor da el visto bueno a que se publique. Significa también en muchos casos que se admiten opiniones de la editorial sobre tu manuscrito, que se valoran, se discuten, se negocian. Conozco casos de editoriales pequeñas en las que se proponen cosas tan simples como adelgazar o enriquecer el texto, mejorar un ambiente porque interesa a la acción, cosas sencillas, sí, pero que el autor solito que piensa que su libro es maravilloso, si se pone a hacer su ebook “para publicar”, no ve, no quiere ver y además, faltaría más, nadie “tiene derecho a decirle nada” que para eso va a estar en el top cien.

Publicar en papel significa que tu libro ha sido revisado, cuidado, y sobre todo “elegido” por un grupo de personas que no son “tus amiguetes que te votan para el top”, sino Editores. Y que, naturalmente, si envías algo que no está en su línea editorial, o que no les gusta, o que no les interesa, no te van a publicar. Claro que el e-book es una “joyita”: nadie te va a decir que “su manuscrito no tiene calidad”. Porque la crítica en ebook te la haces tú solito o los amigos que te “animan ya que las editoriales son unas lagartas”. Y sobre todo, publicar un libro en papel significa tener la humildad de reconocer que tu libro pueda no ser tan maravilloso como tú te crees a pesar de las palmadas de los palmeros de turno. A todos, y me incluyo porque me ha ocurrido, con lo cual de paso contesto a lo de que “quien ya ha publicado no recibe rechazos”, nos implica una capacidad de autocrítica y humildad bastante necesaria en este mundo literario. Y saber que lo importante no es vender el ebook en la “plataforma”, sino escribir con calidad. Aspirar a ella. Aceptar los “ no entra en nuestra línea editorial”. Decir que publicar en ebook es más rápido, cómodo y barato es verdad; pero a cambio habrá que decir que el lector se puede encontrar allí a todos los rechazados por el comité editorial: muchas veces con razón.

Por otra parte se me ocurre  que publicar un libro es otra cosa que la que cuenta Pellicer. Pellicer escribe como si las editoriales pequeñas e independientes no existieran o hubiera que mirarlas con la condescendencia de una altura moral bastante rechinante, al menos en mi criterio. Y obvia todo el trabajo inteligente, cercano, cuidadoso, riguroso y mimando a los autores/as que estas editoriales llevan a cabo. Y a este respecto me viene a la cabeza la célebre frase de “ es que las editoriales sólo publican a los consagrados”; en ese caso yo no estaría aquí. Porque gracias a las editoriales, estoy publicada y afortunadamente no me han consagrado en ninguna vitrina. O el otro tópico: “las editoriales no leen los manuscritos y no responden al autor”. Creo que muchísimos autores/as tenemos pruebas objetivas y palpables de lo contrario. Ahora; si lo que se quiere es publicar lo que sea, sin el mínimo rigor, sin el menor cuidado, vaya usted a Amazon, ponga un e-book en su vida y luego presuma de “aver puvlicado” un libro. Libro que, por cierto, quien se descargue, no poseerá; lean ustedes la noticia de hace unos meses; cuando usted se muera, la espiche y se largue de este perro mundo, su cuenta con Amazon se destruirá y a sus herederos les quedarán cero libros de usted. Claro que si son como usted estarán encantados de volver a gastarse el dinero.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Publicación en papel o e-book. Artículo de respuesta a Javier Pellicer.

  1. Miguel Mora dijo:

    Aunque – supongo – el mundo de las editoriales no es perfecto y habrá casos en que los que seleccionan lo que van a publicar se equivocan ( me parece haber leído en alguna parte, y que se me corrija si no es verdad, que el mismo Carlos Barral rechazó la publicación de “Cien años de soledad” ) o están muy preocupados por lo que pueda resultar comercial y en algunos casos también los scouts ejercen una especie de moderna censura; a pesar de todo esto, digo, estoy muy de acuerdo con el comentario de Alena. Y estoy seguro también de que hay un montón de editoriales, pequeñas sobre todo, interesadas más en la difusión de obras interesantes que en el negocio. Y, particularmente, resistiré siendo un lector de libro de papel: no sé si batalla final está perdida pero mientras…

    Me gusta

  2. blancamiosi dijo:

    Pues qué raro. Tenía entendido que Pellicer publicaba por editorial y prefería las agencias y las editoriales a la publicación independiente. Yo por mi parte no estoy de acuerdo en que todo lo que se autopublica en Amazon es necesariamente malo, porque si así fuera, las editoriales no estarían a la caza de autores en las listas de los más vendidos, que generalmente están (o estaban, porque buena parte de esos escritores han sido fichados por editoriales), en los primeros lugares.
    El asunto es que quienes no han tenido la experiencia de publicar a través de Amazon no saben los beneficios que se obtienen, tanto en la claridad de las cuentas, la puntualidad de los pagos, la distribución internacional y pare de contar. Lo digo como una de las autoras que más vende en Amazon en español y ahora también en inglés. Soy independiente y mis obras están bien escritas, ¿quién las revisa? Los mismos lectores y correctores que utilizan las editoriales, y hasta mejores, pues cuento con expertos en lengua española.
    Por otro lado existe una gran ignorancia como lo demuestra el participante de la respuesta anterior. Amazon publica libros digitales y también de papel. Así que puede seguir leyendo tranquilamente.

    Me gusta

  3. alenar dijo:

    Yo creo que el disentir no incluye tachar de ignorante a quien lo hace.
    Me alegra mucho su éxito.

    Me gusta

  4. blancamiosi dijo:

    Alenar, yo no “taché” de ignorante a nadie. Lamento que lo haya tomado así. Dije que “existe una gran ignorancia” al respecto:
    ignorancia.
    (Del lat. ignorantĭa).
    1. f. Falta de ciencia, de letras y noticias, general o particular.
    Lo cual no es ningún insulto, es una realidad. Yo también soy ignorante de muchas cosas, pero cuando es así prefiero no opinar. Pero está visto que el objetivo del post es incitar a la polémica.
    Le agradezco que se alegre de mi éxito.

    Me gusta

  5. Miguel Mora dijo:

    Blancamiosi: “ el gran ignorante de la respuesta anterior”, no dice en ningún momento que Amazon no publique libros de papel. Ha leído usted mal, pues. Lo primero es saber leer, después ya se puede escribir. Estoy de acuerdo con usted en que todos somos ignorantes de muchas cosas. Es más, el reconocimiento de la propia ignorancia es lo que hace progresar todas las actividades humanas, de las investigaciones científicas a las expresiones literarias o artísticas en general. Saludos, con sincera simpatía y cercanía. No está en mi ánimo discutir con nadie con referencias a aspectos personales. Sólo con datos objetivables.

    Me gusta

  6. alenar dijo:

    Buenos días:
    No suelo responder comentarios en mi blog. Prefiero que sea un espacio para los contertulios.
    Y prefiero que sea un espacio de respeto, para personas educadas; que puedan disentir sin necesidad alguna de alusiones personales.
    Habitualmente no apruebo comentarios con alusiones personales. Lo digo en la portada. Tampoco se aprueban comentarios con insultos ( implícitos o explícitos).
    El articulo no está “creado para”. Yo no escribo “para”, escribo “porque” me gusta compartir lo que pienso.
    Y disentir es muy sano si se omiten las opiniones veladas sobre quien disiente.
    Ruego que se abstengan de seguir la discusión por ese camino.
    No aprobaré “recontracomentarios”.
    Saludos cordiales.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.