Sobre detenidos por apología y libertad de expresión.

Ayer pusieron en libertad a varios detenidos relacionados con apología del terrorismo e injurias en redes a víctimas de ETA.

Estos días he leído muy distintas versiones de los hechos.

También he leído algunas de esas expresiones en esas redes.

Primero, sabrán ya a estas alturas de la película que para mí la libertad de expresión es fundamental en un país que se llama democrático o que aspira a serlo.

Segundo: las expresiones que leí sobre Miguel Ángel Blanco o Irene Villa me parecen repugnantes, repulsivas, mezquinas, fascistas y propias de una bajeza moral sin límites.

A mí desde luego ni me representan, ni las comparto, ni las aplaudiré jamás, ni me parecen dignas, ni me merecen otra cosa que no sea el desprecio más absoluto.

ETA es una lacra. Y quienquiera que justifique las bombas es una lacra.

Bastante ha sufrido este país como para andar ahora con tibiezas éticas.

Quería decirlo.

Por cierto, también leí a uno de esos payasos desearnos un bombazo a quienes nos gusta el fútbol. Debe ser que somos peligrosos para su descerebrado cacumen.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Dando el Espectáculo. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Sobre detenidos por apología y libertad de expresión.

  1. Suscribo. Suscribo. Suscribo….

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.