Azorín y los libros. La Antología de Fuster.

Acabo de terminar la muy cuidada y bella estéticamente selección de artículos de Azorín, que hace Fuster en Fórcola. Con el título libros, buquinistas y bibliotecas.

Yo no sabía qué era un buquinista, y mira que me gustan. Quiero decir que son o eran libreros de viejo pero en Francia. Del término me entero leyendo el libro, y concluyo que a los buquinistas españoles los conozco desde que tenía unos 15 años, y yo sin enterarme de que también se llamaban así…

El libro es una antología de artículos del escritor, parcelada en diferentes secciones, a través de las que recorremos los andares de Azorín brujuleando entre libros viejos y sus reflexiones sobre ese mismo deambular.

A Azorín no voy  yo a descubrirle ahora. Poco que decir por tanto de la morosidad del estilo, el detenerse de la mirada, su gusto por lo antiguo, su interés por lo que se pierde, por lo que se desvanece también en el mundo de los libros. Muy interesantes los artículos en los que refiere los primeros pasos de la feria del libro (junto al Botánico), y sus reflexiones sobre la necesidad de un espacio común para libreros. Leyéndole, pensaba cuántos de los problemas que cita no sólo no se han solucionado sino que son más graves. Poco hemos avanzado, se me ocurre.

Siendo el libro muy ameno en general, sobre todo para los que les gusten los “libros sobre libros”, sí me ha parecido que la sección dedicada a la feria del libro con ser interesante, es algo reiterativa; quizá hubiera sido mejor, al menos en mi criterio, dar sólo un par de artículos, porque leyendo la sección en orden se repiten los argumentos y los temas. No es un reproche, sobra decirlo, sino un matiz que le hago al libro.

Por lo demás, yo lo he disfrutado muy sinceramente.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Azorín y los libros. La Antología de Fuster.

  1. La prosa de Azorín, aunque hoy no esté de moda, en general es digna de ser disfrutada.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.