Marian Izaguirre: “la vida cuando era nuestra”. El placer de leer novelas.

Acabo de terminar este libro de Marian Izaguirre. La vida cuando era nuestra.

Una novela.

Una novela que me ha llevado a disfrutar del gusto de leer novelas por conocer una historia. Unas vidas. Unas historias y vidas que se entrelazan.

Una historia agridulce en unas vidas modestas. Y sin embargo, tan llenas de vida de verdad, de sueños y de ideales.

Marian Izaguirre nos ha contado la historia de Alice, de Matías, de Lola. Y de quienes rodean  sus vidas. Y nos ha metido además en las páginas de un libro dejado en una librería. Y leyendo ese libro a las dos protagonistas. Y contándonos cosas del pasado que afectan al presente: la España gris, mediocre y tenue de los años cincuenta. Y ese entretejerse de las historias y los hechos zarandea al lector. Y vamos a Inglaterra, con las primeras décadas del siglo, regresamos a los cincuenta, y recalamos en la guerra incivil. Y se mezclan las vidas.

Y al final de la novela hay un sentimiento de pequeña melancolía como una lluvia lenta que dejara ver una librería de hace muchos años en la que dos mujeres leen el mismo libro.

La van a disfrutar ustedes si la leen. Es amena, entretenida, con un lenguaje elaborado y a la vez muy asequible, y con un retrato de personajes y ambientes magnífico.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Marian Izaguirre: “la vida cuando era nuestra”. El placer de leer novelas.

  1. Amando CARABIAS MARA dijo:

    Buenos días: Ni he muerto, ni he desaparecido, ni hay nada grave. Mi ausencia de estos días sólo se debe a dos razones: mañanas locas en la oficina que me impiden aprovechar un ratillo para leerte y comentarte, y noches de fútbol y pereza. Así de sencillo y duro… Me pongo al día de inmediato. Muchos besos.

    Me gusta

  2. El gusto de leer por el placer de leer una historia, confluye con el gusto de escribir por el placer de contar.

    Me gusta

  3. Amando CARABIAS MARA dijo:

    Por cierto, ¿la editorial de “Por mis muertos”?

    A mí también me encanta viajar en tren, y lo del AVE, a pesar de ser un invento tan maravilloso para este país llamado, aún, España, es un atentado contra ese modo de viajar; pero no hables al personal de ir despacio, contemplar paisajes y cosas similares. Somos tan modernos, contemporáneos y eficaces, que hay que llegar al destino aún antes de haber salido. Así nos luce el pelo.

    Dicho lo cual, lo de los vagones silenciosos en el AVE, creo que hace más bien referencia a las conversaciones de los móviles. Suele ocurrir que cuando uno está en uno de esos vagones, siempre hay alguien hablando a voces -literal- con otro u otra que debe estar a cientos de kilómetros, y en vez de hablar normal, se dedican a vocear. Cuando volvíamos de Sevilla, me enteré de las aventuras y desventuras de un agricultor -con mucha pasta, por lo que deduje- con un cercado de alambre que no le servían los proveedores. En fin… En todo caso, tienes razón, ya está bien de los que piensan que la vida para que sea tal ha de ser aséptica y de diseño, como si todo debiéramos vivir dentro de una burbuja….

    Más besos.

    Me gusta

  4. alenar dijo:

    Amando, la editorial de “por mis muertos” es Páginas de Espuma. Juan Casamayor está publicando libros de una calidad incontestable.
    La de Marian Izaguirre es Lumen. Otra editorial que, sin marear la perdiz, está editando novelas muy interesantes.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.