Shirley Campbell, reivindicando la historia. ” Rotundamente negra y otros poemas”.

Ayer noche, ya de madrugada, terminé el libro de Shirley Campbell Barr, Rotundamente negra (y otros poemas). Editado por Torremozas.

 Es una recomendación de las editoras, verán; lo compré en la Feria del Libro y sucede que yo llevo yendo a dicha Feria desde los 16 años: tengo 54 o sea que ya ha llovido. Y en la editorial me han visto casi todos los años, unas y otras personas de ella. En concreto en los últimos cinco años hemos charlado siempre que me acerqué y, normalmente, lo que hago es elegir un par de títulos por mi cuenta y dejar que me recomienden un tercero.

Y acertaron de pleno.

La autora, lo dije ayer en Facebook es de Costa Rica y nació en 1965. Desciende de antepasados africanos. Y ha desarrollado una tarea , por lo que leo, de lo más estimable en organizaciones del movimiento afrodescendiente en América Latina. Es antropóloga especializada en feminismo africano y cooperación internacional.  En América Latina, sigue diciendo la portadilla biográfica, es una de las poetas afrodescendientes más destacadas.

Este poemario dispara al corazón de la desigualdad. Pero lo hace reivindicándose precisamente como lo que se es: mujer y negra. Con la cabeza alta por las raíces que se portan y con la puesta en claro de las mentiras de una historia usurpada.  Son poemas de combate, de lucha, de decir qué se piensa con unos versos que son como navajazos. Navajazos imprescindibles, como estos:

“Tengo certeza de mí misma

y de los míos

no necesito autorizaciones para ser.

No pido ya permisos

para vivir.”

 

O como los que en el poema “desde el principio” desgrana, como una letanía, para contarnos todas las falsas historias que se nos cuentan de lo que “debe ser una mujer”, y termina con estos versos:

 

“Entonces niega y reniega

maldice y discute entonces

se subleva y denuncia

y entonces no

no renuncia a ser.

Sólo piensa, decide, habla

Y le avisa a todos

que a partir de ahora

será una mujer.”

 

 

Y  este poema, un alegato escupido en la cara de los vendedores-y vencedores- de historias falsas acerca de la historia de sus ancestros.

“pero estoy dispuesta a escuchar…

el nombre de los hechos por su nombre

el color de mis hijos por su nombre

el sueño de mi abuela

a todas voces

voy a sentarme

despojarme del rencor

del odio

de la vergüenza

del orgullo

voy a escuchar a ver…

qué tienen ustedes que decir”.

 

Y otro poema, titulado-no podía ser de otro modo- “De frente”, que cierra con esta estrofa, símbolo y también camino para los que vengan.

“Por eso vine

porque ya era tiempo

de que alguien

hiciera a esta maldita historia

pagar”.

 

Cierra precisamente el libro el poema titulado “ nuestra historia”. Con unos versos finales orgullosos y de esperanza:

“ y camina desde entonces

Con el pecho erguido

Y la frente alta”.

 

 

Ya me perdonarán la extensión de las citas; he querido que leyeran conmigo porque este poemario además de ser un libro lleno de coraje y militancia en el caso concreto de la afrodescendencia, de la negritud, es también un acto de valentía como mujer, una radical afirmación al derecho de quererse a sí misma como tal y como negra, y a tener orgullo de serlo. Y eso, a pesar de que mucha gente no quiera verlo es aún una conquista en la que tenemos que seguir avanzando. En los dos caminos: el feminista y el de raza. Porque vivimos tiempos en ambos casos cada vez más sombríos.

 

Lean el libro.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Shirley Campbell, reivindicando la historia. ” Rotundamente negra y otros poemas”.

  1. Además de lo que dices, que sin duda es lo que importa, por estos versos que nos dejas, a modo de señuelo, de migajas para encontrar el camino en el bosque, descubro a una poeta con el ritmo injertado en la escritura.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.